• Publicado por: admin en
  • Vie, 21/09/2012 - 02:28
  • 0


El retraso de la aplicación de las reformas prometidas, que implican una apertura económica sin demasiados cambios políticos, se ha estado atrasando. Quedan pendientes la legalización de la compra venta de propiedades o diferentes reformas, como la migratoria, que se están retrasando en exceso.

Según fuentes de Americaeconomica.com en la Isla, la siguiente reforma que debe comenzar a aplicarse es la migratoria. Sin embargo, lejos de hacer público su contenido, tal vez por el miedo a una emigración mayor de cubanos disconformes, los ciudadanos irán conociendo los cambios a medida que acudan a realizar los trámites para salir del país. Se especula con la posibilidad de que se suavicen los requisitos o se dejen de solicitar ciertos documentos, pero los detalles no se darán a conocer de manera oficial.

Otra de las reformas, probablemente la que más preocupa a los cubanos, es la de la compraventa de propiedades. Según las fuentes del diario, para octubre se espera que el Gobierno de Raúl Castro presente la medicación de la legislación que regula la compra-venta de coches. Las malas condiciones de las carreteras cubanas y la necesidad de acomodarlas a una avalancha de nuevos vehículos, habrían convencido a la dirigencia para seguir manteniendo límites a este mercado, por lo que no se espera una apertura total, sino que se facilite el intercambio de los automóviles que ya existen en la Isla

Lo que sí ha entrado en vigor es la nueva regulación de aduanas, que debe regir, sustituyendo a la hasta ahora vigente, la importación y exportación de artículos o productos sin valor comercial por personas naturales, mediante viajeros y envíos. Se trata de un cuadernillo que ha sido titulado “Normas aduaneras que todo viajero debe conocer”, y que puede adquirirse por el precio de un peso cubano en los estanquillos del país.

El tabloide especial, que cuenta con 16 páginas, estipula el listado de artículos y bienes que los turistas que llegan a la Isla pueden introducir. En la misma aparecen desde las joyas personales y juguetes, hasta la mayoría de los artículos electrónicos portátiles tales como el ordenador, la calculadora o una televisión.

A su vez, señala que, aparte de los artículos reseñados y los habituales para el uso del turista, quedarán exentos de pago todos aquellos que tengan un valor inferior a 50,99 pesos cubanos (1,6 euros). Finalmente, en el apartado de “otras cuestiones que debe conocer el pasajero”, se incluyen las sanciones y penas que serán aplicadas a aquellos que incurran en contrabando, cohecho, lleven a cabo un atentado o se resistan a la autoridad.

Fuente: Americeeconomica.com


  • Valoración: 
    0

    Sin votos (todavía)



Comparte tu opinión