• Publicado por: admin en
  • Mié, 23/10/2013 - 00:35
  • 0


Si bien todavía no hay fechas concretas, el Consejo de Ministro decidió poner ejecución el proceso de las medidas que llevarán a una nueva moneda unificada para Cuba.

El gobierno cubano anunció hoy su esperada reforma para suprimir la doble moneda que rige en la isla desde los años 90, aunque no puso fechas concretas al proceso.

El Consejo de Ministros decidió "poner en vigor el cronograma de ejecución de las medidas que conducirán a la unificación monetaria y cambiaria", señaló una nota publicada en el diario oficial "Granma". Según la información, el presidente Raúl Castro presidió el sábado la reunión del gabinete que decidió poner en marcha la reforma.

La eliminación de la doble moneda era barajada desde hace un tiempo como uno de los próximos ajustes del proceso que lleva a cabo el menor de los Castro en los últimos años. Las reformas buscan "actualizar" el modelo económico cubano con elementos de mercado.

Los cambios excluyen sin embargo el empleo de "terapias de choque", citó hoy "Granma" palabras de Raúl Castro para anunciar la próxima eliminación de la doble moneda.

La isla cuenta desde 1994 con dos monedas. El peso cubano (CUP), en el que se pagan los salarios y las jubilaciones, y el peso convertible (CUC), cuyo cambio está equiparado al dólar y es 25 veces superior al del CUP.

Aunque el Estado subvenciona los servicios básicos, algunos productos importados o las tarifas de internet en lugares públicos como hoteles o cibercafés se pagan en la moneda dura, el CUC. Expertos consideran que la doble moneda distorsiona la contabilidad fiscal y maniata la productividad económica de la isla. La dualidad monetaria fue introducida en 1994, en plena crisis del llamado "periodo especial", cuando Cuba se abrió al turismo masivo.

El CUC se sumó entonces al dólar estadounidense como medio de pago autorizado en la isla. En 2004 se volvió a sacar de circulación el dólar para dejar al CUC como única "divisa" oficial en Cuba.

La unificación monetaria "no es una medida que resuelva por sí sola todos los problemas actuales de la economía, pero su aplicación es imprescindible a fin de garantizar el restablecimiento del valor del peso cubano", señaló hoy "Granma".

El presidente Raúl Castro había reafirmado ya a comienzos de julio sus planes de suprimir la doble moneda, anunciados por primera vez en 2008 como parte del programa de reformas de la "actualización" económica. "El fenómeno de la dualidad monetaria constituye uno de los obstáculos más importantes para el progreso de la nación", dijo Castro en julio ante el Parlamento.

El sistema de doble moneda divide a la población entre los que cobran sus salarios o pensiones en CUP y los que tienen acceso al CUC, usualmente trabajadores del turismo, del incipiente sector privado o personas que reciben remesas del extranjero.

Los salarios del sector estatal equivalen a un monto mensual promedio de aproximadamente 20 dólares. Raúl Castro expresó en julio sus expectativas de que la supresión de la doble moneda permita hacer cambios profundos "en materia de salarios y pensiones, precios y tarifas, subsidios y tributos".

La reforma, sin embargo, no incidirá en los sistemas sociales, aseguró hoy el órgano oficial del Partido Comunista de Cuba. Se mantendrá "la política vigente de subsidios a precios minoristas y a personas donde sea necesario", subrayó "Granma".

"Se comenzará por un periodo de preparación de condiciones que permitirá la elaboración de las propuestas de normas jurídicas", indicó además la nota oficial. Los preparativos incluyen cambios de sistemas informáticos y contables.

La reforma empezará entre otros con medidas experimentales para extender la posibilidad de hacer pagos con el CUP, la llamada "moneda nacional", en "lugares seleccionados" donde se suelen hacer cobros en CUC. Por lo general se trata de supermercados u otras tiendas donde se venden productos importados.

"De acuerdo con el avance de la ejecución del cronograma, se irán dando a conocer los detalles sobre las medidas que en cada momento correspondan", señaló también "Granma".

Raúl Castro ha impulsado en los últimos años una serie de reformas económicas aperturistas en la isla, marcada durante décadas por restricciones y el monopolio estatal. Además de abrir parcialmente los mercados inmobiliario y automotriz, el mandatario ha liberado más de 200 oficios para la iniciativa privada. En enero de este año entró en vigor también una reforma migratoria que permite a los cubanos viajar sin un permiso especial al extranjero.

Fuente: La tercera.com


  • Valoración: 
    0

    Sin votos (todavía)



Comparte tu opinión