Félix Varela

Sexo: 
Masculino
Jueves, 20 Noviembre, 1788
Lugar de Nacimiento: 
Político
Fallecimiento: 
Viernes, 25 Febrero, 1853

Félix Francisco José María de la Concepción Varela nació en La Habana, Cuba, entonces todavía parte de la Nueva España, y creció en St. Augustine, Florida. Era nieto del teniente Bartolomé Morales, comandante de las fuerzas militares en la Florida española, que estaba estacionado allí y que crió a Félix después de la muerte de su madre en el parto de una de sus hermanas.

Siendo adolescente, él rechazó la oferta de su abuelo de enviarle a una academia militar en España, regresando a Cuba, donde estudió para ser sacerdote en el Seminario de San Carlos y San Ambrosio en La Habana, el único seminario en Cuba. También estudió en la Universidad de La Habana. A la edad de 23 fue ordenado sacerdote en la Catedral de La Habana para la Diócesis de San Cristóbal de la Habana.

En 1821 Varela fue elegido para representar a Cuba en las Cortes Generales de España en Madrid, donde se unió a una petición a la Corona por la independencia de América Latina, y también publicó un ensayo que abogaba por la abolición de la esclavitud en Cuba.

Durante de la invasión francesa de España en 1823 por parte de Napoleón, Varela apoyó al emperador francés y votó en contra del rey español. Una vez restaurado Fernando VII, los opositores al rey absolutista fueron reprimidos brutalmente y Varela fue condenado a muerte por el gobierno. Antes de que pudiera ser detenido, sin embargo, huyó, primero a Gibraltar, luego a los Estados Unidos, donde pasó el resto de su vida, estableciéndose en la ciudad de Nueva York. 

En 1837, fue nombrado vicario general de la Diócesis de Nueva York, que luego se extendería a todo el estado de Nueva York y la mitad norte de Nueva Jersey. En este lugar, se tomaban decisiones importantes sobre la forma en la que la Iglesia estadounidense gestionaba el flujo de inmigrantes irlandeses que entonces comenzaban a llegar. Su deseo de ayudar a las personas necesitadas, añadido a su facilidad para los idiomas, lo llevó a aprender irlandés para comunicarse más fácilmente con los recién llegados. En 184, fue nombrado Doctor en teología en el Seminario Santa María en Baltimore, Maryland.

Aunque se le atribuye la autoría de la novela histórica Jicoténcal publicada en forma anónima en Filadelfia en 1826, esta obra también ha sido atribuida a autores como José María Heredia y Félix Mejía.

Durante más de 30 años de vida en el exilio funda escuelas, edifica iglesias, evangeliza a los más pobres, defiende la fe católica ante el predominio del protestantismo, y los últimos años de su vida estuvieron marcados por la pobreza, las enfermedades, y la soledad.

El 25 de febrero de 1853 muere en la ciudad de San Agustín en la Florida.

Sus restos descansan hoy en el Aula Magna de la Universidad de La Habana.

Desde 1981 el gobierno de la República de Cuba crea la Orden Félix Varela la más alta distinción otorgada a cubanos y extranjeros, además de colectivos culturales en reconocimiento a aportes extraordinarios realizados a favor de los valores imperecederos de la cultura nacional y universal.

Comentarios sobre Félix Varela

Félix Varela en CiberCuba

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.