Cuba exige explicaciones a Estados Unidos

Este artículo es de hace 12 años
El gobierno cubano emplazó este jueves a Estados Unidos a explicar las oscuras relaciones entre los diplomáticos de la Oficina de Intereses de Washington en La Habana (SINA), los terroristas de Miami y los grupos mercenarios que viven en la isla. "Emplazo al presidente de Estados Unidos, George W. Bush, y a la secretaria de Estado Condoleezza Rice, a que respondan sobre esa oscura trama, no totalmente develada", afirmó en una concurrida conferencia de prensa el ministro de Relaciones Exteriores, Felipe Pérez Roque. Las imputaciones de Pérez Roque están referidas a las denuncias que durante tres días consecutivos se realizaron en el espacio televisivo Mesa Redonda, que puso al desnudo los nexos entre terroristas de origen cubano, diplomáticos estadounidenses acreditados en La Habana y grupos contrarrevolucionarios de la isla. El canciller calificó como un hecho grave la participación de los diplomáticos norteamericanos en el envío a la contrarrevolución interna de dinero proveniente Santiago Álvarez Fernández-Magriñat, un terrorista que cumple condena en Estados Unidos. Denunció que esos elementos mercenarios ayudaron a Álvarez Fernández-Magriñat a obtener una rebaja de condena, mediante un documento elaborado y enviado a través de la sede de la SINA. También Pérez Roque acusó a la Oficina de Intereses de financiar, organizar, dirigir y monitorear a los contrarrevolucionarios. "Espero que el gobierno de Estados Unidos se llame a capítulo y tome medidas para rectificar la conducta de sus diplomáticos de la Oficina de Intereses en La Habana", aseguró el jefe de la diplomacia cubana. "Es un conteo de protección. No deben desestimar la gravedad de los hechos", subrayó ante casi un centenar de periodistas de 22 países. Explicó que lo expuesto es sólo una parte de una investigación que aún no ha concluido sobre el terrorismo y sus conexiones con la contrarrevolución interna y pidió esperar a que la indagatoria avance y concluya más adelante. Pérez Roque señaló la gravedad de la actuación de los mercenarios que se ponen al servicio de una potencia extranjera y reciben dinero sucio de sangre, en referencia al historial terrorista de Alvarez Fernández-Magriát, quien participó en los sucesos de Boca de Samá, en los planes de atentar contra Fidel Castro y en el intento de hacer volar por los aires el afamado cabaret Tropicana, de La Habana. El canciller dijo que el presidente Bush profirió una grave ofensa al pueblo cubano, al poner a la altura de José Martí a un cantante que vive en Miami. De esa forma, el Ministro de Relaciones Exteriores se refirió al acto por el 20 de mayo, organizado este miércoles en la Casa Blanca, al que calificó como un show decadente, un discurso irrelevante, y un acto de propaganda ridícula y de mal gusto. "Aquello, dijo, fue un espectáculo ante el mismo auditorio ferviente de siempre, la mafia de Miami que por suerte es sólo una minoría". Pérez Roque afirmó en rueda de prensa que el presidente norteamericano es un gobernante agotado, que va de salida y ahora está empacando para irse a su rancho en Texas, luego de ser ampliamente rechazado en su país, donde es menos popular que Richard Nixon en pleno escándalo de Watergate. Fuente: CubAhora

Este artículo es de hace 12 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985