Aumento en Cuba a precios alimentos en respuesta a alza mundial

Este artículo es de hace 12 años
Cuba elevó en las últimas semanas el precio de la leche, el aceite y otros comestibles que el Gobierno vende en moneda dura, una medida descrita el martes como "inevitable" debido al alza mundial de los alimentos. Un kilo de leche en polvo, por ejemplo, se disparó desde 5,6 a 7 dólares estadounidense de la noche a la mañana en las tiendas que venden en divisas. El precio del aceite de soja subió un 9,7 por ciento hasta 2,48 dólares el litro. "Era prácticamente inevitable o comprensible que el precio del aceite de soja en estas tiendas se ajustara," dijo el comentarista económico Ariel Terrero a la televisión estatal. Cuba importa más del 80 por ciento de los alimentos que consume. La cuenta ascenderá este año a unos 2.000 millones de dólares. Una parte es distribuida a la población a precios altamente subsidiados mediante una cartilla de racionamiento. Otra parte es sobremarcada en al menos un 240 por ciento y vendida en moneda dura para financiar los subsidios. Terrero citó cifras del Banco Central según las cuales Cuba paga 1.500 dólares por importar una tonelada de aceite de soja, contra 865 dólares en mayo del 2007. "La economía cubana no está desconectada de la economía mundial," dijo el economista, según el cual los precios de los alimentos en moneda dura están "congelados" desde el 2004. En Cuba circulan dos monedas. El peso convertible en que el Estado vende en las tiendas es 24 veces más fuerte que la moneda nacional con la que paga los salarios. Los precios de los alimentos racionados no han aumentado en años. Sin embargo, muchos se quejan de que lo que reciben por "la libreta" no alcanza y deben recurrir a las tiendas de alimentos en moneda dura. El presidente cubano, Raúl Castro, está intentando reanimar la producción local de alimentos para sustituir importaciones. Es, según dijo, un asunto de seguridad nacional. El reciente aumento de precios en divisas incluyó un 10 por ciento para la cerveza y 4 por ciento para el helado. La medida está afectando a otros servicios estatales como los restaurantes, donde los precios no han aumentado. "A la larga va a ser imposible, porque están bajando las utilidades y el negocio se va a pique," dijo a Reuters el gerente de un restaurante en La Habana que pidió no ser identificado. Fuente: Reuters 

Este artículo es de hace 12 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985