Descubrió Antonio Orlando a Chiquita por `casualidad´

Este artículo es de hace 12 años
Chiquita, la nueva novela de Antonio Orlando Rodríguez, es una historia que "descubrió por casualidad" y que decidió rescatar del olvido para convertir al personaje principal en la heroína de novelas de aventuras, a pesar de tratarse de una historia real "preferí reinventar su vida a mi manera", dijo en entrevista para EL UNIVERSAL, el escritor cubano. La historia de la novela se basa en una mujer liliputiense llamada Espiridiona Cenda que media sólo 65 centímetros de estatura y que gracias a su personalidad logró convertirse en una famosa estrella de teatro en el Nueva York de finales del siglo XIX, y como el mismo autor la describe "era una mujer independiente, temperamental, atrevida, muy seductora, difícil de encasillar y diminuta, un personaje singular por múltiples razones". Para descubrir todos los detalles de esta historia el proceso de escritura e investigación le llevó 5 años, lo cual no fue nada fácil: "Adentrarme a su historia no fue sencillo, pues, aunque Chiquita gozó de una inmensa popularidad en su época, después cayó en el olvido. Para saber más sobre su vida y trayectoria tuve que apelar, principalmente, a los periódicos estadounidenses de aquellos años. También me fue de gran utilidad un folleto biográfico dedicado a ella que se editó en Boston, allá del año 1897", expresó en entrevista digital para ELUNIVERSAL.com.mx Chiquita le ha merecido el Premio Alfaguara a Novela 2008, lo cual dijo representa un gran honor debido al prestigio del premio, pero sobre todo le llena de satisfacción porque le permitió llegar a un público de numerosos lectores tanto en España, Estados Unidos y toda América Latina, "eso es verdaderamente el gran premio detrás del premio y bueno en los tiempos que corren cuando la circulación del libro es muy limitada, tener garantizado esa difusión en tantos países es un verdadero privilegio para un autor de novelas", afirmó el escritor. El ganador del Premio Alfaguara expresó sentirse satisfecho de haber conocido a un personaje extraordinario, muy seductor y sorprendente como lo fue Chiquita, además de haberle enriquecido al permitirle conocer mejor una época fascinante en el tránsito del siglo XIX al siglo XX, en una época de grandes transformaciones sociales y descubrimientos tecnológicos, en donde la humanidad entró en una era diferente. Después de terminados los viajes de promoción de Chiquita, Antonio Orlando Rodríguez desea escribir otra novela en la que también se mezclen la realidad y la fantasía, una novela con trasfondo histórico pero "llena de peripecias y de sorpresas para el lector". Fuente: El Universal.com.mx 

Este artículo es de hace 12 años

Archivado en:

Playlist de videos en CiberCuba


Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.