Obama gana la nominación; Clinton no admite su derrota

Obama gana la nominación; Clinton no admite su derrota


Este artículo es de hace 13 años
Obama gana la nominación; Clinton no admite su derrota Pocos minutos después del discurso en Nueva York de una desafiante Hillary Clinton en el que anunció que no iba a tomar una decisión esta noche, el senador Barack Obama se dirigió a 20.000 seguidores en un estadio de Minnessotta. El escenario no fue elegido al azar ya que ese será el mismo lugar en el que el candidato republicano John McCain aceptará la nominación de su partido a la presidencia de Estados Unidos en septiembre. Ante sus partidarios, Obama dijo: "estoy aquí gracias a vosotros y esta noche puedo decir que soy el candidato demócrata a la presidencia de EE UU". En el discurso victorioso que Obama pronunció tras ganar las primarias de Montana y la nominación, el senador elogió en tono conciliador a Clinton, a pesar de que ésta evitó reconocer su derrota. El senador destacó que él mismo ha mejorado su candidatura tras haber competido contra ella y llamó a la unidad de su partido. "La senadora Clinton ha hecho historia en esta campaña, no sólo porque es una mujer que ha conseguido algo que ninguna otra había logrado, sino porque es una líder que inspira a millones de estadounidenses con su fortaleza, su coraje y su compromiso con las causas que nos han traído hasta aquí esta noche", aseguró Obama. McCain, blanco de las críticas de Obama El senador republicano John Mccain fue el blanco de los ataques del senador afroamericano al que criticó por sus falsas promesas de cambio. “No es un cambio cuando cuando John McCain coincidió con Bush en un 95 por ciento como hizo en el senado el año pasado; no es un cambio cuando ofrece 4 años más de la política económica fallida de Bush y no es un cambio cuando promete continuar la política en Irak que que exige todo de de nuestros valientes hombres y mujeres en uniforme y nada de los políticos iraquíes”, afirmó el senador por Illinois, que indicó que sus diferencias con McCain "no son personales". Barack Obama, ha hecho historia al convertirse en el primer político afroamericano en ser elegido como el candidato de uno de los dos grandes partidos estadounidenses a las elecciones presidenciales. Su hasta ayer rival Hillary Clinton, felicitó a Barack Obama por la “extraordinaria campaña” realizada pero evitó reconocer su derrota en la carrera demócrata a la presidencia. Según diferentes medios estadounidenses, Clinton podría estar dispuesta a figurar como vicepresidenta de Obama en la candidatura demócrata a la presidencia de Estados Unidos, una posibilidad que ha sido negada ni confirmada por su equipo. Más de un analista aseguró sin embargo anoche que este es el final de la era Clinton. Fuente: IBLNEWS

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba


Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.