Lucha antivectorial con agentes biológicos tema de colaboración entre Cuba y Canadá

Este artículo es de hace 12 años
El grupo Empresarial cubano LABIOFAM y el canadiense GDG Environnement suscribieron una carta de intención para colaborar en materia de aplicación de medios biológicos en el control de vectores en el área de América Latina, se conoció durante una conferencia multisectorial efectuada este martes en el Palacio de las Convenciones. Crear conciencia sobre la necesidad de incrementar el uso de los medios biológicos en el control de vectores, y disminuir los efectos agresivos de los productos químicos, fue el objetivo supremo del encuentro, al cual asistieron representantes de diferentes sectores de la sociedad cubana. El doctor Martin Lord, vicepresidente del grupo canadiense GDG Environnement, explicó las experiencias de su país, donde desde hace 30 años se sustituyó el uso de pesticidas químicos para el control de mosquitos y moscas por un producto biológico obtenido a partir de cepas del bacilus thuringiensis. Coincidentemente, en los laboratorios de LABIOFAM también se formuló un producto biológico denominado Bactivec a partir de la propia cepa que tienen efectos similares, según las pruebas realizadas a ambos. En intercambio de experiencias entre investigadores del Instituto Pedro Kouri, de La Habana, y de profesionales que han trabajado con este medio, se reconoció su efectividad y la necesidad de aumentar su uso para bien de la naturaleza y los seres humanos. Haciendo un paralelo entre los biolarvicidas y los pesticidas químicos, Martin Lord enumeró un grupo de desventajas de los segundos: no son selectivos, persisten en el medio ambiente, son peligrosos para la salud humana y desarrollan resistencia en los insectos a los que se les aplican. A favor de los biológicos argumentó que son seguros para las especies no seleccionadas para el tratamiento y para la salud humana, no persisten en el medio ambiente y está probado que no crean resistencia. En Canadá, el uso de los medios biológicos tiene más del 90% de efectividad; se aplican contra mosquitos y la mosca negra (causante del Virus del Nilo Occidental), donde se mantiene estricta vigilancia sobre las posibles enfermedades transmitidas por ellos. Aplican los tratamientos por vía aérea, terrestre y acuática con un impacto positivo sobre la biodiversidad. Sólo en casos de emergencia se aplican los químicos en el control de los mosquitos adultos. Los llamados países desarrollados persisten en el uso de medios biológicos, aunque en algunos de ellos se producen los químicos con que continúan inundando a las naciones en vías de desarrollo. Contra esta tendencia hay que seguir luchando . Sobre la situación mundial, Martin Lord refirió que, mientras la industria del turismo es muy competitiva, con los viajes de vacaciones o de negocios las enfermedades y los vectores se transmiten más rápidamente, la fiebre del Dengue hemorrágico está en crecimiento y las enfermedades emergentes se convierten en nuevas amenazas. A partir de los intercambios, GDG Environnement propone colaborar con Cuba a largo plazo para que haya beneficio mutuo, efectividad y resultados positivos. El doctor José Antonio Fraga, director de LABIOFAM, afirmó que debe desplegarse el trabajo con los medios biológicos para no seguir con la carga excesiva de insecticidas químicos, que envenenan a los hombres, suelos y animales. Hizo referencia a la labor que desarrollan en 37 países, donde se conoce o comercializan los biolarvicidas de LABIOFAM, y anunció que próximamente comenzarán este trabajo en la República Popular de Angola, donde está aprobada la construcción de una fábrica de estos medios. Mientras no produzca, el Bactivec se enviará desde una planta cubana que lo fabrica en China y que, según estimados, deben llegar a dos millones de litros anuales sólo en el país africano. Fuente: Trabajadores

Este artículo es de hace 12 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985