Alcanza Cienfuegos, en lo que va de año, mortalidad infantil de 4,2

Este artículo es de hace 12 años
El mejoramiento de la atención prenatal y el diagnóstico oportuno de posibles complicaciones desde etapas iniciales de la gestación, favorecen la disminución de la mortalidad infantil en Cienfuegos, la cuál hasta la fecha mantiene un índice de 4,2 por cada mil nacidos vivos. "Durante el año 2007 el programa materno-infantil en la provincia atravesó por un momento difícil, pues fuimos una de las de mayores tasas. Resultado que paulatinamente hemos revertido, a partir de encaminar el trabajo hacia la reducción de niños con bajo peso al nacer, donde la provincia tuvo una tasa de 6,1 el pasado lustro. A esto sumamos la incorporación de estrategias que el sector asume para prevenir y evitar otras complicaciones después del nacimiento", aseguró Maritza Rodríguez Gavín, jefa del programa, durante la clausura de una vista ministerial realizada en el territorio. Para minimizar los riesgos de prematuridad, causa que golpeó en igual etapa del año anterior a Cienfuegos, se ingresan en los Hogares Maternos del territorio a las embarazadas con riesgos evidentes. "En lo que va de año hemos tenido 556 ingresos, de esos el 71,2 por ciento están enfocados a controlar posibles riesgos de prematuridad. Después de los cuidados y el seguimiento sólo han nacido cinco niños con bajo peso, con un ciento por ciento de supervivencia", agregó la directiva. El tratamiento individualizado de los recién nacidos, con menos de mil gramos, en la sala de Neonatología del Hospital Universitario Dr. Gustavo Aldereguía Lima, de Cienfuegos, asegura la estabilidad y el desarrollo de los bebés. Sin obviar, la atención de las madres, de ahí que la provincia mantenga por tres años consecutivos en cero la mortalidad materna. Según declaraciones de Maritza, en las diferentes áreas de Salud y en los centros hospitalarios, el programa materno-infantil es un punto permanente de análisis todas las semanas y de este modo se estudian las posibles complicaciones de las gestantes durante sus nueve meses. El embarazo en edades cada vez más tempranas incide en la madurez del feto y la preparación de la madre para asumir la lactancia materna, la cuál debe prolongarse hasta los seis meses de nacido. Aun cuando faltan algunos meses para el cierre del año se espera que los indicadores de mortalidad infantil continúen disminuyendo en relación con el 2007. Fuente: 5 de septiembre

Este artículo es de hace 12 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.