Cubanos impactan en la gala inaugural de la Fiesta del Ballet Mundial en Caracas.

Los primeros bailarines del Ballet Nacional (BNC) de Cuba Viengsay Valdés y Rómel Frómeta cerraron con un memorable pas de deux del Cisne Negro la gala inaugural de la Fiesta del Ballet Mundial en Caracas.


Este artículo es de hace 13 años
El público, de pie ante Viengsay y Rómel, rindió tributo a los representantes de la escuela cubana de ballet que brilló por la maestría, técnica y pasión también de Sadaise Arencibia y Elier Bourzac. En un programa que resultó muestrario de tendencias y escuelas, Viengsay impresionó particularmente con la precisión de sus giros, el ritmo y la fuerza expresiva que marca a los bailarines cubanos. Acompañada impecablemente por Rómel, bailó los pax de deux Espartaco (música Aram Kachaturian; coreografía: Azari Plisetski) y La muerte del cisne (Camile Saint Saens-Mijail Fokine), para cerrar con El cisne negro (Alicia Alonso sobre el original de Marius Petipa). Sadaise y Elier reafirmaron la calidad de los bailarines cubanos en el escenario de la sala Ríos Reyna del Teatro Teresa Carreño con el III Acto de La Bella Durmiente y El Cisne Blanco (Tchaikovsky-Alicia Alonso/Marius Petipa). La noche, con un sabor predominante cubano, dejó al público venezolano listo para la próxima producción del Teresa Carreño en agosto, una co-producción con el BNC y coreografía de Alicia Alonso. Las intérpretes de esa producción, las venezolanas Cristina Amaral y Cristina Gallardo, también brillaron en la Fiesta del Ballet, la primera con el adagio II Acto de Cenicienta y la segunda con el pax de deux de Don Quijote con el mexicano Isaac Hernández. Otra pareja internacional en la noche del ballet mundial que abrió el fin de semana en Caracas fue la de la venezolana Gallardo y el cubano Elier Bourzac. El amplio programa incluyó a los coreanos Sae Eun Park y Young-Do Lee con Corsario y Satanella (ambos con coreografía de Marius Petipa) con interpretaciones técnicas y precisas que merecieron aplausos cerrados del público venezolano. Otra joya de la noche fue el pax de deux de Passion (música: Giacomo Puccini; coreografía: Héctor Sánzana) interpretado por los venezolanos Alejandra Martínez y Walter Castillo. La gala, que estuvo acompañada de la Orquesta Sinfónica Gran Mariscal de Ayacucho dirigida por Antonio Delgado, forma parte de la celebración del aniversario 25 del Teatro Teresa Carreño. (PL)

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba