"Fraude masivo": el Congreso congela los millones de la USAID

Este artículo es de hace 12 años
RECONOCIENDO que desde hace años la mafia cubanoamericana desvía de manera escandalosa los fondos destinados a las campañas anexionistas que el gobierno norteamericano pretende desarrollar contra Cuba, el Congreso de EE.UU. congeló los $45 millones en fondos asignados en el 2008 al programa Cuba de la Agencia Internacional para el Desarrollo (USAID), afirma The Miami Herald. En un intento de recuperar ese dinero que ya garantizó a la jauría de parásitos que la controlan un negocio del cual viven varios de sus funcionarios, la USAID anunció el viernes 18 de julio "una revisión a fondo de sus programas para Cuba y suspendió a un grupo anticastrista de Miami que gastó por lo menos $11 000 de fondos federales en artículos personales", asegura el diario. A finales del 2006, una auditoría del General Accountability Office sobre las actividades anticubanas de la USAID reportó unas compras pacotilleras que realizaron "luchadores" miamenses contratados por USAID para predicar su versión de la democracia a Cuba: suéteres de cachemir, chocolates Godiva, juegos de Nintendo y PlayStations de Sony, supuestamente destinados a engrasar el "staff" de agentes de la Sección de Intereses Norteamericanos de La Habana. Según el articulo firmado por Frances Robles, el representante Howard Berman, demócrata por California, "ordenó la congelación de los fondos el mes pasado, en parte como respuesta a un desfalco de $500 000 en el Center for a Free Cuba en Washington, que salió a la luz anteriormente este año". En abril último, se supo que Felipe Sixto, el brazo derecho del agente CIA Frank "Paquito" Calzón, dueño del Center for a Free Cuba, se robó varios cientos de miles de dólares durante más de tres años en esta dependencia de la Compañía. OJO: FRANCO SE FUE CON McCAIN, A QUIEN LA USAID SUBSIDIA El Miami Herald no menciona cómo hace unos meses, la crisis en la USAID provocó la salida intempestiva del funcionario corrupto Adolfo Franco, quien regaba millones a favor de capos de la mafia cubanoamericana. Franco anunció repentinamente su retirada para sumarse al equipo de campaña del aspirante a la presidencia John McCain. Para quien lo ignora, McCain es el presidente del consejo de dirección del International Republican Institute (IRI), una maquinaria de injerencia subsidiada a golpe de millones por la USAID. La salida de Franco, un cubanoamericano vinculado al clan Bush, ocurrió unas semanas después de la publicación del informe del GAO que demostró cómo se llegó a disimular el paradero de 65.4 millones de dólares regalados por el funcionario federal, en una década, a sus amistades de Miami y de Washington en el marco de una operación subversiva contra Cuba. Increíblemente, su sustituto, José Cárdenas, fue directivo de la FNCA a partir de 1986, con las más altas responsabilidades. La "Fundación" es la organización mafiosa que más estimuló el derroche del dinero federal en operaciones fraudulentas. Grandes cómplices de las operaciones ocultas de Calzón, cuyos negocios siempre apoyaron ante organismos federales, los tres representantes en el Congreso de la mafia de Miami, Mario y Lincoln Diaz-Balart e Ileana Ros-Lehtinen, ya asustados con las escandalosas conclusiones del GAO, se sumaron a una campaña de este personaje en los medios de Miami para reconstruirse una imagen. Colmo de lo ridículo, un informe de la Fundación Nacional Cubano Americana (FNCA) denunció en mayo que "menos del 17 por ciento" de las decenas de millones derrochados en la gigantesca campaña de injerencia desarrollada por Estados Unidos contra Cuba desde décadas llegaron a la Isla. La FNCA lo sabe perfectamente. El grupo que financió al terrorista Luis Posada Carriles en sus campañas de terrorismo en La Habana, alentó y protegió durante años el mecanismo de corrupción del cual vive toda una fauna de grupúsculos miamenses e instituciones "académicas" desprestigiadas por sus lazos con la CIA. En una conversación con el Herald, Calzón acusó a Berman, quien dirige la Comisión de Asuntos Exteriores de la Cámara, de oponerse a la política de Bush hacia Cuba. "Si el Sr. Berman concordara con la política del presidente Bush hacia Cuba, no estaría detrás de esto'', dijo el ex directivo de la FNCA que fue alejado de esta organización en circunstancias confusas. "CONGELADOS" RSF, PEOPLE IN NEEED Y LOS VENDEPATRIA Si se confirma, la congelación de los fondos de la USAID constituye un serio golpe para los agentes de la Sección de Intereses norteamericanos (SINA) en La Habana que, desde hace años, viven del cuento anticubano. Numerosos reportajes de la televisión cubana han demostrado cómo decenas de vendepatrias reciben por intermedio de la SINA fondos procedentes, entre otras, de organizaciones alimentadas por la USAID. El último truco utilizado por el gobierno Bush para evitar que se sorprendiera a sus protegidos con la mano en la masa, es de favorecer a varias ONGs internacionales, entre ellas la francesa Reporteros sin Fronteras y la checa People in Need, que se encargan de desaparecer con más elegancia los fondos millonarios. El propio Calzón viajó recientemente a Praga para negociar una nueva forma de conectarse a la tubería. "Los que hemos seguido este tema estamos alarmados sobre el programa'', dijo al Herald el director de Democracia en las Américas, Sarah Stephens. "Nos complace que el Congreso haya comenzado a hacer preguntas, y dado lo que hemos conocido sobre posibles hechos de corrupción y despilfarro, opinamos que el Congreso necesita congelar la financiación y seguir investigando a fondo'', añadió. INJERENCIA Y… ESPIONAJE La USAID acaba de realizar, el 14 de mayo, en su sede central de Washington, una asamblea sobre la distribución de 45 millones asignados por la Administración Bush para provocar una ruptura del proceso revolucionario cubano. En su nuevo plan de abierta injerencia, la USAID anunció descaradamente que promoverá el envió clandestino de material electrónico a la Isla a través de intermediarios europeos y latinoamericanos, que favorecerá viajes de espías al país usando las llamadas licencias humanitarias para realizar "evaluaciones en el terreno", y garantizó a sus colaboradores que sus actividades nunca serán divulgadas, por encima de la ley FOIA de acceso a la información

Este artículo es de hace 12 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985