Entrenador de judo cubano califica de despojo el combate de Lupetey

Este artículo es de hace 12 años
EL JEFE del colectivo técnico de la selección femenina cubana de judo, Ronaldo Veitía, aseguró que fue un despojo la decisión tomada por los árbitros en el segundo combate de Yurisleidis Lupetey, correspondiente a la división de los 57 kilogramos. Luego de acaloradas discusiones con varios de los responsables del arbitraje olímpico en Beijing, el entrenador cubano comentó que si existe otro calificativo superior al despojo en el periodismo, es preferible escribirlo y decirlo para comprender lo sucedido sobre el tatami en la pelea entre Lupetey y la tunecina Nesria Jelassi. “Luego de su victoria por wazari ante la haitiana, Lupetey iba muy bien en el organigrama. La acción comienza con un UCHI-MATA de ella, pero al caer la tunecina lo borran y se lo ponen en contra. Al estar inseguros los árbitros van al retrovideo y se aprecia que era para la cubana”, relató Veitía. “Me doy cuenta de eso porque un árbitro puertorriqueño hace señas para que me calmara porque tenía la razón, pero cuando van a entrar los árbitros al tatami, viene el jefe de reglas y arbitraje, el español Juan Carlos Barco, que estaba en el tatami contrario, y dice que se lo den a la tunecina, porque lo apreció así, como si él fuera el dios todopoderoso del judo”, expresó. El veterano entrenador consideró eso como una gran injusticia porque lo que había detrás de esa actitud era beneficiar a la española Isabel Fernández, presumible rival de Lupe tras caer muchas favoritas, y a la que Lupetey le había ganado en Atenas 2004 discutiendo la medalla de bronce. “Aunque me entreguen ahora el premio al Juego Limpio nada se resolverá, porque el esfuerzo de una atleta, la esperanza de todo un pueblo en una medalla ya se perdió. Tampoco eso paga el dolor y el llanto de vergüenza de dos horas, con una partidura en la nariz de tres puntos”, acotó Veitía, quien recordó que en el mundial del 2003 le sucedió a la misma judoca algo similar, casi idéntico. Con respecto a lo que pasará en las próximas horas, el preparador sentenció: “aquí no hay jurado de apelaciones, aunque nosotros estamos abogando porque se haga como en otros deportes, donde se paga un dinero y se revisa el combate por ese tribunal”. “Vamos a presentar una protesta formal en la que llamaremos al respeto, a la conducta ética que hay que tener para evitar que un trabajo de cuatro años y el prestigio ganado por el judo femenino cubano se ofendan de esa manera”, concluyó. Fuente: Jit.cu

Este artículo es de hace 12 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985