Entrenan especialistas en rescates de la Cruz Roja cubana

Este artículo es de hace 12 años
El valor y la sensibilidad pueden ir perfectamente de la mano. No solo con el primero basta para descender por una cuerda desde lo alto, también hace falta una buena cuota de sensibilidad, en especial cuando se sabe que ese riesgo puede salvar vidas humanas. Tal es el propósito fundamental que cada sábado reúne a cerca de 25 tuneros, integrados de forma voluntaria al Grupo Especializado de Operaciones y Socorro (GEOS), perteneciente a la Cruz Roja cubana. Según explica Robiel Bofil Núñez, jefe del grupo: "Aquí nos preparamos para rescatar a personas que atraviesan situaciones de peligro. Sobre esa base recibimos entrenamiento para el rescate vertical (válido para casos de incendios, apartamentos con salidas bloqueadas), y para actuar en circunstancias de derrumbe, afectaciones por sustancias tóxicas, salvamento acuático y otros momentos que requieran intervenir con rapidez y precisión para evitar la muerte de niños, jóvenes o adultos". Constituidos también a instancia de municipios y de comunidades, estos grupos acentúan en todo el Archipiélago cubano la capacidad organizativa de la sociedad cubana, y del país en general, para garantizar cada vez más alternativas de protección para la vida humana, a partir de los recursos disponibles y, sobre todo, de la participación activa y consciente de los ciudadanos. Por eso no extraña ver la destreza con que "se descuelgan" pared hacia abajo, la pequeña Yadira García González (trabajadora de la campaña antivectorial), Yadaris Márquez Betancourt (de Planificación Física), el propio Robiel (informático en un policlínico) o Yoanki Rivero Parra, custodio hasta hace apenas unos días, quien pasará a prestar servicios como salvavidas. Aun cuando la preparación que reciben les permite a estos grupos actuar de forma independiente, también pueden hacerlo en coordinación con la defensa civil o junto a fuerzas y medios del Comando 105 (bomberos). El primer suboficial Dagoberto Rodríguez, técnico de rescate y salvamento en el comando 105 expresa que ellos conforman un equipo muy unido, con gran interés y motivación por la esencia del trabajo que realizan de modo voluntario. Danilo Prado Rodríguez, jefe de operaciones y socorro en la Cruz Roja de la oriental provincia de las Tunas, señala que durante meses como estos, cuando el verano multiplica la afluencia de personas hacia instalaciones recreativas, áreas de campismo, montañas, playas, ríos, piscinas y otros reservorios, crece la utilidad del grupo.

Este artículo es de hace 12 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.