Penetraciones del mar dañan antigua fortaleza de Baracoa

Las penetraciones del mar causadas por el huracán Ike a Baracoa, derribaron un muro de la antigua fortaleza La Punta, erigida en el siglo XIX para preservar a esta Villa de los ataques de corsarios y piratas.


Este artículo es de hace 13 años
Las penetraciones del mar causadas por el huracán Ike a Baracoa, derribaron un muro de la antigua fortaleza La Punta, erigida en el siglo XIX para preservar a esta Villa de los ataques de corsarios y piratas. Las olas de cinco metros de altura que sobrepasaron este domingo al malecón de la Primogénita de Cuba, debilitaron la estructura de la edificación, la cual fue convertida en restaurante e integra el tríptico de fortines levantados entre 1739 y 1742, en esta ciudad. Junto a la Punta por encargo de la administración colonial se construyeron en esa época en la asediada Baracoa el fuerte de Punta de Esteban o Matachín, transformado posteriormente en Museo y el Seboruco, asiento del motel El Castillo. La instalación dañada es uno de los patrimonios del núcleo poblacional más antiguo de la Isla y sufrió varias remodelaciones, una de ellas dirigida por el arquitecto cubano-norteamericano Walter Anthony Betancourt (1932-1978), considerado el precursor de la arquitectura orgánica en Cuba. Llevado a Estados Unidos desde niño por sus padres, Betancourt fue un discípulo eminente de Frank Lloyd Wright (1867-1959), a quien se debe esa modalidad arquitectónica, según la cual toda construcción debe derivarse directamente del entorno. La calidad e integración al paisaje perduran en la Estación Experimental de la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), edificada por Betancourt en las montañas del municipio Guisa (provincia de Granma) y lograda con un equilibrio preciso entre los espacios y el medio natural. El artista decidió radicarse en su patria luego del triunfo de la Revolución, a la cual aportó otras obras, en las que sin descuidar las reglas establecidas por Lloyd Wright, tienen su lugar las celosías, el ladrillo y las piedras pelonas de los ríos cubanos. Fuente: Granma

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba