El huracán Ike sigue creciendo, se acerca a Texas y Louisiana

Este artículo es de hace 12 años
Texas y Louisiana fueron advertidas hoy que empezarán a sentir el viernes condiciones huracanadas por Ike, que sigue creciendo en el Golfo de México y cuyos vientos con fuerza de tormenta tropical se extienden ya a 445 kilómetros de su centro.   El Centro Nacional de Huracanes (CNH) de Estados Unidos precisó que el aviso de huracán fue ampliado este jueves para costas del noroeste del Golfo debido al ciclón, que aunque todavía no se fortalece sigue ampliando su tamaño.   La dependencia basada en Miami indicó que a las 15:00 GMT se emitió aviso de huracán (posibilidad de ese tipo de condiciones en 24 horas) para las costas desde Morgan City hasta la bahía texana de Baffin.   También se estableció aviso de tormenta tropical para el litoral desde la Bahía de Baffin al sur hasta Mansfield, Texas, zona que mantiene además bajo efecto vigilancia de huracán (probabilidad en 36 horas).   Con esto se encuentran bajo diversos tipos de alerta todas las costas de Texas y Louisiana.   El CNH indicó que a esa hora el centro de Ike se encontraba en el Golfo, a unos 930 kilómetros al este sureste de Corpus Christi, y a unos 760 al este sureste de Galveston, Texas.   El fenómeno climático avanza al oeste noroeste a unos 17 kilómetros por hora, en una trayectoria que lo llevará la noche del viernes muy cerca de la costa estadunidense, a donde entraría en las primeras horas del sábado a través del litoral central de Texas.   'Debido a que Ike es un ciclón tropical muy grande, el clima se deteriorará a lo largo de la costa mucho antes' que el ojo entre a tierra, advirtieron.   Con vientos máximos sostenidos de 160 kilómetros por hora, es un huracán categoría dos en la escala Saffir-Simpson de cinco niveles, pero el CNH advirtió que antes de ingresar a tierra aumentaría su intensidad a tres o más.   Los vientos con fuerza huracanada se extienden a 185 kilómetros del centro del fenómeno climático y los que tienen fuerza de tormenta tropical a unos 445 kilómetros.   La dependencia estadounidense advirtió que Ike puede provocar entre cinco y 10 pulgadas de lluvia con aislados máximos de 15 en las costas centrales y del norte de Texas y del sureste de Louisiana.   La temporada anual de huracanes para la Cuenca del Atlántico inicia el 1 de junio y termina el 30 de noviembre. Fuente: Informador.com.mx

Este artículo es de hace 12 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.