Intensa crecida del río Cuyaguateje en Pinar del Río se produce por bandas de lluvias del huracán Ike

Este artículo es de hace 12 años
Dicen personas de edad en Guane, que de nuevo el río Cuyaguateje ensanchó como pocas veces su cauce, esta vez alimentado por las bandas de Ike, un fenómeno meteorológico con una retirada muy lluviosa. A tal punto creció que incomunicó al poblado cabecera por Isabel Rubio y también por Punta de la Sierra, a menos de 24 horas del embate del huracán al oriente del territorio; sin embargo trechos de campos permanecen repletos de agua, como sembrados de embalses. Con su desbordamiento, el mayor río del occidente cubano, pasadas las seis de la tarde, mantenía tapadas a 120 viviendas, mientras las lluvias, aún presentes, tienden a disminuir a intervalos. Los moradores de esos y otros inmuebles en peligro, fueron debidamente protegidos a tiempo, fundamentalmente en casas de familiares y amigos, experiencia solidaria que los pinareños acostumbran a practicar, pues esta tierra, ha sido dañada directa o indirectamente desde 1900 por más de 150 ciclones. Pero a pesar del protagonismo del río en la magnitud del desastre, como comentó uno de sus pobladores, los guaneros continúan amándolo porque principalmente a esa red fluvial deben la fertilidad de los terrenos circundantes, y hay quienes afirman que hasta la fundación del poblado. En ocasiones las aguas han puesto en aprieto a habitantes de la región, por ejemplo cuando amenazan con tapar las casas de curar tabaco y hoy ha sido un día como para preocuparse con un promedio de lluvia en la provincia superior a los 157 milímetros. Certeros, los meteorólogos alertaron de las extensas bandas nubosas y los vientos de tormenta tropical que seguirían al quinto organismo del Atlántico formado esta temporada y se adoptaron las medidas preventivas de rigor, aunque siempre impresionan la fuerza de sus aguas. Tal situación de Ike al alejarse del país al oeste noroeste, a unos 14 kilómetros por hora, lentamente, extiende los perjuicios a los 14 municipios pinareños, de los cuales ocho habían sido devastados por el potente huracán Gustav, sólo pocos días atrás. Violento hoy, también regresará a su cauce el Cuyaguateje, ese mismo río en cuyas aguas, cumpliendo un deseo, humedeció el rostro Antonio Maceo en 1896, casi al fin de la histórica invasión de Oriente a Occidente, Fuente: Guerrillero

Este artículo es de hace 12 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985