Mirtha Ibarra se estrena como directora con "Titón"

Este artículo es de hace 12 años
La veterana actriz cubana Mirtha  Ibarra debuta como directora en el Festival de Cine de San Sebastián con un  documental sobre su pareja, el fallecido cineasta Tomás Gutiérrez Alea, en el  que quiere mostrar "la coherencia entre su vida y su obra".  Ibarra, que también preside el jurado de la sección Horizontes, donde  compiten 14 filmes latinoamericanos, asistirá el viernes en la ciudad vasca al  estreno mundial de "Titón, de La Habana a Guantanamera", un documental de 93  minutos que posteriormente presentará en el Festival Internacional del Nuevo  Cine Latinoamericano de La Habana, del 2 al 12 de diciembre.  La actriz, de 62 años y compañera durante 23 años de Gutiérrez Alea,  (1928-1996) pretende "despertar el interés en el espectador sobre este  director", por "conocer de una manera más profunda su obra" y "la coherencia  entre su vida cotidiana y su obra", explicó a la AFP.  La idea de hacer un documental surgió al fallecer "Titón", nombre familiar  de Tomás. "Me dediqué a leer todas las cartas de él", lo que le llevó varios  años. "Me di cuenta de que eso era un material imprescindible para entender la  cinematografía cubana y de que formaba parte de la cultura cubana".  Ibarra decidió entonces elaborar el libro "Tomás Gutiérrez Alea, volver  sobre mis pasos", recogiendo las cartas del director desde 1953 a 1996 con  personalidades "de la cultura universal", que "revelaban mucho el recorrido y  el esfuerzo de Titón por crear una cinematografía con una identidad propia".  Al escribir el libro, que cuenta con capítulo en el que Mirtha habla del  director, su vida y su obra, pensó en hacer un documental que incluyera tanto  la voz de Gutiérrez Alea, con entrevistas en las que él habla de sus películas,  como el punto de vista de la actriz y de amigos y actores.  Casi dos años de investigación pasó Ibarra buscando entrevistas en archivos  cubanos, en España y otros países a Gutiérrez Alea, director de aplaudidos  filmes como "Fresa y Chocolate" (1993), "Guantanamera" (1995), "Cartas del  parque" (1988) y "La última cena" (1976), en los que actúa Ibarra.  La actriz había estado tres veces en el Festival de San Sebastián, la  primera en 1984 con Gutiérrez Alea, que fue jurado, después en 1988 para  presentar "Cartas del Parque" y en 2000, ya sin él, como jurado de la sección  oficial.  Este año preside el jurado de la sección Horizontes de filmes  latinoamericanos, en la que compiten 14 películas --ninguna cubana-- y se  proyectará "Memorias del subdesarrollo" (1968), una de las películas más  representativas de Gutiérrez Alea y del cine cubano.  Ante un abanico de directores nuevos y duras temáticas, la actriz alega que  "la realidad latinoamericana está bastante reflejada, con toda su complejidad y  todas las contradicciones".  Del Premio Horizontes, dotado con 35.000 euros, 10.000 de ellos para el  director y el resto para la distribución, destaca la importancia de la  cuantía.  "Me parece muy bueno que los premios sean económicos, porque un trofeo te  abre puertas, pero el cine latinoamericano realmente necesita dinero para  producir y cualquier suma que pueda ayudar a comenzar un proyecto", en la línea  de las secciones para incentivar la producción de varios festivales como el de  San Sebastián, Cannes o Toulouse.  Mirtha Ibarra acaba de rodar "El cuerno de la abundancia", de Juan Carlos  Tabío y con Jorge Perugorría y Vladimir Cruz, sus compañeros de reparto en  "Fresa y chocolate", dirigida por Gutiérrez Alea y Tabío.  Actualmente prepara el monólogo para teatro "Ne urótica anónima", después de  haber escrito "Obsesión habanera". Fuente: CubaSi

Este artículo es de hace 12 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985