Chucho y Bebo Valdés cantarán a Cuba en el Auditorio Delibes

Este artículo es de hace 12 años
La gira de despedida del pianista cubano Bebo Valdés, acompañado por su hijo mayor, Chucho, llegará al Auditorio Miguel Delibes de Valladolid el próximo 4 de noviembre. Será el único concierto que padre e hijo den en la región en el marco de la gira presentación del disco Juntos para siempre. Los espectadores podrán contemplar el duelo entrañable dedicado a la memoria cubana entre el músico de jazz latino, de 89 años, y su hijo durante una puesta en escena a cuatro manos y dos voces al unísono. El próximo miércoles día 1 de octubre saldrán a la venta las 1.700 entradas para el concierto y se podrán adquirir en las taquillas del espacio, a través de internet y del teléfono 902.488.488. El precio de las mismas será de 30 euros, anticipada, y de 35 euros el mismo día de la actuación. Tocar juntos de nuevo es volver a la infancia de Chucho, cuando Bebo descubrió por azar, un día al regresar a casa porque se había olvidado unas partituras, que su hijo, con apenas 3 años, había aprendido a tocar el piano a escondidas sólo observando cómo trabajaba y ensayaba su padre. Por primera vez juntos en una gira única, Chucho invita a su padre a sumarse a su quinteto, en el que canta además otra Valdés, Mayra Caridad, hija y hermana de dos pianistas únicos e irrepetibles. Así, maestro y discípulo, padre e hijo, «dos gigantes de la música y el jazz que rinden homenaje a la memoria, a la familia, a la música, a Cuba y, en definitiva, a la vida», según la crítica musical. El pasado mes de febrero, días antes de que Chucho actuara en el polideportivo Pisuerga de la capital, junto a Pablo Milanés, reconoció que uno de sus próximos proyectos sería una gira con su padre, una persona «que pese a su edad mantiene viva la llama de la música», reconoció. Así, nueve meses después el pianista cubano regresa a la capital pero para compartir escenario en la que será la última gira de su progenitor. «Es todo un orgullo porque mi padre siempre ha sido un músico admirado y destacado. Desde Venezuela ya se fijaban en su carrera y así ha continuado por muchos países del mundo», afirmó el 2 de febrero a este periódico. Bebo Valdés fue el director musical del famoso Club Tropicana de La Habana y una de las primeras fuerzas en la jam session cubana la «descarga» junto al contrabajista Israel López ‘Cachao’. Su hijo es uno de los más vigorosos pianistas del jazz cubano. Hace 35 años lideró Irakere, una banda que mezclaba los ritmos afro-cubanos y el jazz con unos arreglos que ponían en valor la enorme calidad musical de sus componentes. Fuente: EL Dia de Valladolid

Este artículo es de hace 12 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985