Debatieron en Cuba sobre atención psicológica en situaciones de desastre

Este artículo es de hace 12 años
Vivenciar o presenciar un acontecimiento desastroso provoca una serie de secuelas psicológicas que es importante identificar, explicaron expertos reunidos hoy en esta capital. Las personas víctimas de un desastre sufren diferentes pérdidas, hogar, trabajo, salud física, e incluso a su familia o algunos miembros de la misma, provocando además trastornos de la estabilidad emocional, los que pueden ir desde depresión severa hasta posibles psicosis. Es necesario reconocer las reacciones que pueden aparecer tras una catástrofe y así brindar atención y apoyo psicológico lo más rápido posible, según las condiciones existentes para el ofrecimiento de dicho servicio, indicaron especialistas en la V Conferencia Internacional de Psicología de la Salud (PSICOSALUD 2008). Huracanes, terremotos, incendios, conflictos armados, los desastres no son solamente fenómenos físicos que arrancan vidas y dañan la propiedad, ya que cuando golpean una comunidad las personas experimentan fuertes emociones, agregaron. Estos efectos psicológicos no son visibles u obvios como la destrucción de casas, por ejemplo, aunque la recuperación de las consecuencias psicológicas y emocionales puede tardar más tiempo que el trato con las pérdidas materiales, acotaron. De ahí que las instituciones de salud y sus especialistas juegan un reconocido papel en la implementación de estrategias integrales para la atención de los aquejados, manifestaron. Más de 500 delegados participaron en la conferencia, que concluye hoy en el Palacio de Convenciones de la Habana, de ellos 250 extranjeros de una decena de naciones. Fuente: Prensa Latina

Este artículo es de hace 12 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985