Recibe Zoila Lapique el premio anual de la Academica Cubana de la Lengua 2008

Este artículo es de hace 11 años
El Premio Anual de la Academia Cubana de la Lengua 2008 será entregado a la doctora Zoila Lapique, por su obra Cuba colonial: música, compositores e intérpretes 1570-1902. (Ediciones Boloña) en un acto que se realizará en el Aula Magna del Colegio Universitario San Jerónimo de La Habana. El volumen, de la editorial Boloña,  comprende casi cuatro siglos de la música escuchada y producida en la isla de Cuba entre 1570 y 1902, con las principales y más antiguas partituras. La autora escogió como exordio estas palabras de Igor Stravinski: "Una tradición verdadera no es el testimonio de un pasado muerto; es una fuerza viva que anima e informa el presente...". Igor Stravinski, quién si no el que inspiró a Alejo Carpentier para titular su novela La consagración de la primavera, dice Zoila andando entre papeles y más papeles. No pocas impresiones musicales y reproducciones de grabados abrigan su humanidad dentro de un estrecho cuarto de trabajo, sin descuidar deberes domésticos que siempre ha asumido en una larga familia de tres generaciones. Es la Zoila que hace café y tiene bajo su brazo un libro o una partitura o pelea con la sobrina-nieta, todo a la vez, en su casa. Esta obra tiene una presentación original que lleva por título Mi legado musical, en el cual hace una exposición tan singular como emotiva sobre su amor por la música, que no excluye frustraciones por no haber sido dotada de "una potente y bien timbrada voz y cantar todo lo que me apasiona del teatro lírico". El volumen, fascinante, muestra entre sus curiosidades un grabado (xilografía) que apareció por primera vez en La historia del Novo Mondo, de Girolamo Becerra, publicada en Milán en 1565. Desde tan lejanos días hasta los albores del siglo XX trata la obra de Zoila Lapique. Para escribirla consultó decenas de miles de hojas periódicas, partituras, y reunió información oral de valor extraordinario. Sumado a ello, la excelente y prolija bibliografía consultada. Ella no puede asegurar cuánto tiempo le llevó escribir esta obra cumbre, indispensable: "¿Veinte o más años? Quizás una gran parte de mi vida que llega hoy a los 76 años, sin que menguara mi entusiasmo ni un momento, aunque no he estado dedicada todo el tiempo a ella". Y bien que lo sabemos, pues Zoila es tan profunda en sus temas como prolífera. En Música, compositores e intérpretes hay un engarce constante entre el que hace la música, el que la escucha, aquel que la interpreta y quien la disfruta, apuntado no solo a la producción y comprensión erudita, pues incluye hasta la importancia de las academias de bailes, ya desaparecidas, carnavales, teatro bufo, y la canción popular. En ningún momento nos parecerá un inventario. Es un tejido armónico en la música propiamente dicha y en lo social que tiene tanto de armonía como de psicología del cubano.  Fuente: Soycubano y Granma

Este artículo es de hace 11 años

Archivado en:

Playlist de videos en CiberCuba


Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985