Tres entidades gallegas se unen para celebrar en La Habana el Día de la Hispanidad

Este artículo es de hace 12 años
Con una velada cultural en el salón de actos de la Oficina Administradora de Comunidades Gallegas de La Habana, las sociedades Pontedeume y su Partido Judicial, San Claudio y Ferrol y su Comarca celebraron el Día de la Hispanidad con la presencia de más de un centenar de asistentes en representación de las tres entidades. Con las palabras de bienvenida pronunciadas por José Borges López, presidente de Pontedeume y su Partido Judicial, dio inicio la actividad artística con la interpretación por Manuel Currás de varias de las gustadas piezas musicales de su repertorio que le fueron solicitadas, como ‘Granada’, ‘Perfidia’, ‘Noche de ronda’ y ‘Unha noite na eira do trigo’. También participó Evelyn Cid, presidenta de las Secciones Juveniles de Ferrol y su Comarca y de Unión Orensana, que interpretó acompañándose de pandereta ‘Vai dando a volta’ y ‘Cantar por no chorar’. Felipe Cid Domínguez, vicepresidente del Centro Unión Orensana de La Habana y responsable de cultura de Ferrol y su Comarca, impartió una conferencia sobre el Día de la Hispanidad en la cual hizo referencia a las distintas instituciones fundadas en Cuba por los españoles durante el siglo XVIII como ‘El Papel Periódico de La Habana’ (1722), la primera universidad (1728), la Sociedad Económica de Amigos del País (1793) y otras, y su influencia en la forja de la nacionalidad de los cubanos y posteriormente en el crisol de la nación con la participación de españoles en las filas del Ejército Libertador Cubano. Asimismo se refirió al papel jugado por las Sociedades Regionales Españolas a partir del siglo XIX .en la sociedad colonial y posteriormente en la República. Al finalizar su disertación leyó algunos párrafos del discurso pronunciado por el apóstol de la independencia y héroe nacional cubano, José Martí, en Tampa (Florida) el 26 de noviembre de 1891 cuando se econtraba en los EEUU en los preparativos de lo que denominó ‘la guerra necesaria’ y que comenzó en Cuba cuatro años después en 1895. “¿Al español en Cuba habremos de temer? ….¿Al español llano que ama la libertad como la amamos nosotros y que busca con nosotros una patria en la justicia, superior al apego a una patria incapaz e injusta, al español que padece, junto a su mujer cubana, el desamparo irremediable y el mísero porvenir de los hijos que le nacieron con el estigma de hambre y persecución, con el decreto de destierro en su propio país, con la sentencia de muerte en vida con que vienen al mundo los cubanos? ¿Temer al español liberal y bueno, a mi padre valenciano, a mi fiador montañés, al gaditano que me velaba el sueño febril, al catalán que juraba y votaba porque no quería el criollo huir con sus vestidos, al malagueño que saca en sus espaldas del hospital al cubano impotente, al gallego que muere en la nieve extranjera, al volver de dejar el pan del mes en la casa del general en jefe de la guerra cubana? ¡Por la libertad del hombre se pelea en Cuba, y hay muchos españoles que aman la libertad¡ ¡A estos españoles los atacarán otros: Yo los ampararé toda mi vida! A los que no saben que esos españoles son otros tantos cubanos les decimos: !Mienten!”.

Este artículo es de hace 12 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985