Cuba concede a Brasil el derecho a buscar petróleo en sus aguas

Este artículo es de hace 11 años
La tercera visita a Cuba como presidente de Luiz Inácio Lula da Silva concluyó ayer con un saldo más que positivo: consiguió que la primera salida internacional de su anfitrión, Raúl Castro, sea a Brasil, ambos inauguraron la sede habanera de la Agencia Promoción de Exportaciones e Inversiones de Brasil y fueron testigos de la firma del acuerdo que permitirá a la petrolera estatal Petrobras la exploración de yacimientos de crudo en Cuba. El objetivo oficial de la breve visita era expresar la solidaridad del «Gobierno y el pueblo hermano» brasileño por los daños causados por los huracanes 'Gustav' e 'Ike' -cifrados oficialmente en unos 3.900 millones de euros- y ratificar los excelentes vínculos políticos y económicos entre ambos países. Nada más llegar el jueves por la tarde a La Habana, Lula fue recibido por el presidente Castro. El gobernante brasileño reiteró al mandatario cubano la invitación para participar en la Cumbre de América Latina y el Caribe Sobre Integración y Desarrollo, que se celebrará en Salvador de Bahía el 16 y 17 de diciembre. Raúl Castro aceptó acudir a la que será su primera cita internacional desde que asumió la presidencia temporal del país en 2006 al sustituir a su hermano Fidel. En esa reunión estarán, aseguró Lula- «apenas los países de América Latina y del Caribe, sin interferencias de ningún otro continente y de ninguna otra gran potencia». Reunión con Fidel En el viaje anterior a Cuba del presidente brasileño, hace nueve meses, el convaleciente Comandante, de 82 años, le recibió en su retiro. Ayer también mantuvieron un encuentro durante cerca de dos horas. Lo que quedó pactado y rubricado fue la entrada de la petrolera estatal brasileña Petrobras en el negocio de la exploración de crudo en la isla. Con ella serán siete las firmas extranjeras -entre ellas la española Repsol- que buscan petróleo en algunas de las 59 cotas de la Zona Económica Exclusiva cubana (ZEE) en el golfo de México. Petrobras adquirió a la empresa cubana de petróleo Cupet los derechos de exploración por siete años en la zona 37, con una inversión inicial de 6,3 millones de euros. De hallar crudo, la producción industrial se extendería por veinticinco años, aunque el contrato se puede revisar entre los dieciocho y veinticuatro meses. Lula afirmó que si «existe la posibilidad de que haya petróleo en Cuba, despreocúpate Raúl, podrá estar a 500 metros de profundidad, a 700, a 1.000, a 3.000, a 7.000 metros... vamos a encontrarlo». Castro alegó que si «en la parte que le tocó a Estados Unidos hay petróleo, en la de México igualmente. Dios no puede ser tan injusto para que a nosotros no nos tocara nada». Fuente: El Correo Digital

Este artículo es de hace 11 años

Archivado en:

Playlist de videos en CiberCuba


Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.