Oftalmólogo cubano abandona la Operación Milagro para quedarse en Uruguay

Este artículo es de hace 11 años
El oftalmólogo cubano Vladimir Villamil, que integra la cubana Operación Milagro en el Hospital de Ojos de Montevideo, abandonó su puesto para ejercer la profesión en Uruguay, y anunció a la prensa que su decisión "no tiene nada que ver con política". El oftalmólogo Villamil, de 38 años, oriundo de Holguín, Cuba, dijo a los medios de prensa que es una decisión muy bien pensada, "lo que implicó un gran costo personal". Añadió que ha dejado en Cuba a un hijo de 10 años, a su madre, que es médica de profesión, y al resto de la familia. Señaló que decidió apartarse de la Operación Milagro para: "quedarme en este país a trabajar". También dijo que no necesita pedir asilo puesto que tiene residencia legal en Uruguay, cédula de identidad del país y los títulos de médico oftalmólogo y especialista en cirugía ocular revalidados. Medios uruguayos informaron que el pasado lunes el jefe de la brigada médica cubana en el Hospital de Ojos, Issax Paredes, le comunicó al director del centro, Yamandú Bermúdez, que el servicio de cirugía plástica ocular debía suspenderse porque Villamil no aparecía. Desde el 1 febrero, cuando se comenzó a atender pacientes en Uruguay dentro de la Operación Milagro, se han realizado 4.000 operaciones, donde Villamil encabezó varias tareas. Fuente: IBLNews

Este artículo es de hace 11 años

Archivado en:

Playlist de videos en CiberCuba


Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985