Barack Obama presidente 44 de la Unión Americana

Este artículo es de hace 12 años
Ni más especulaciones ni vaticinios. La gran incógnita fue develada finalmente, al ser electo Barack Obama con 349 votos electorales como presidente de Estados Unidos, algo que ya analistas, expertos políticos y comentaristas lo estuvieron pronosticando abiertamente desde semanas antes del 4 de noviembre. Sin embargo, conociendo los precedentes de otras elecciones, nadie quemó sus naves rotundamente, dejando siempre un margen para las posibilidades de fraude o un evento donde el racismo oculto pudiera dar al traste con la victoria del demócrata. Pero nada pudo contra el fenómeno Obama quien pasará a la historia como el primer presidente afro norteamericano que tiene la potencia de América del Norte. Esta primicia se da 45 años después de desarrollo del movimiento por los derechos civiles. Por su parte el senador por Arizona, John McCain, no pudo desprenderse del desastroso gobierno del cada vez más impopular George W. Bush, más bien todo lo contrario el binomio McCain-Palin dejaba palpable sus inclinaciones ultraderechista que en definitiva representaban la continuidad del bushismo. Un indicador del cansancio del pueblo norteamericano hacia las políticas engendradas por la administración de George W. Bush fue que Obama ganó estados como Ohio, Iowa, Florida y Virginia, que tradicionalmente se inclinan por los republicanos y muchas veces, como ahora se sabía definirían estos comicios. Como quiera que se mire esto implicó un fuerte repudio a los ocho años en la Casa Blanca del presidente republicano. Independientemente de todos los valores del candidato demócrata, el mayor impulso hacia el despacho oval se lo dio la hecatombe económica que afronta su país y que ha permeado las economías mundiales, y el cual es el resultado nuevamente de las políticas contraproducentes del saliente presidente de Estados Unidos. Barack Obama consiguió durante su campaña afrontar las malas noticias económicas que se fueron agravando a diario, y sus propuestas de renovación política y social inclinaron la carrera en su favor. Al mismo tiempo Obama llevó a los demócratas a una victoria electoral aplastante que amplió las mayorías del partido en ambas cámaras del Congreso. Incluso varias tendencias se rompieron en esta convocatoria a las urnas, una de ellas fue la asistencia masiva de electores, algo que desde largo tiempo atrás había tenido un fuerte descenso debido a la indiferencia por el proceso de parte de los ciudadanos. Más allá de tales consideraciones, la trascendencia de estos comicios no se limita al ámbito de la política doméstica estadounidense, se amplía igualmente al contexto internacional por la necesaria definición de la influencia de la superpotencia hacia el resto del mundo en el próximo cuatrienio. En suma, las elecciones presidenciales norteamericanas constituyeron, una oportunidad para que los votantes de ese país reflexionen acerca de la importancia de su decisión, y permitan al orbe sentir aliento por el fin cercano de ocho años de desazón y sinsabores. Fuente: Bohemia

Este artículo es de hace 12 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985