Formación médica en Cuba, La Escalinata en todos los municipios

Este artículo es de hace 11 años
Un hecho de significación histórica, porque muestra las barreras que habría de vencer la Revolución en el propósito de universalizar la enseñanza de la Medicina con un alto grado de compromiso social, tiene lugar a mediados de 1960, cuando se produce la renuncia en masa de 141 profesores de la Facultad de Medicina de la Universidad de La Habana, la única con que contaba el país. Ello se produce como respuesta a un llamado de la reacción interna alentada por los Estados Unidos, que intentaba también, luego de las primeras medidas sociales tomadas por el Gobierno revolucionario, asestar un golpe mortal a la enseñanza de la Medicina. El éxodo de unos 3 000 médicos hacia "el Norte" en estos primeros años, suscitó en 1962 una reflexión de Fidel en la apertura del Instituto de Ciencias Básicas y Preclínicas Victoria de Girón, en Ciudad de La Habana. Nuestro líder trazó entonces con clara visión los caminos por los que transitaría la salud pública cubana, y aseguró que nuestras universidades irían creciendo y los estudiantes se contarían por decenas de miles y los cuerpos de profesores serían cada vez más experimentados, por la obra creadora de la Revolución que se emprendía. Esos visionarios planteamientos se convirtieron en realidad, como se pudo constatar en la mesa redonda de ayer dedicada a La formación médica en Cuba, con el creciente y masivo ingreso a nuestras universidades de estudiantes de Ciencias Médicas, en un colosal empeño de formar profesionales y técnicos de la salud capaces de dar respuesta a los requerimientos de nuestro sistema sanitario y a la cooperación internacional. En 1959 existía en todo el país una sola Escuela de Medicina y otra de Estomatología y se contaba con seis escuelas de Enfermería que apenas graduaban 90 enfermeras por año. No se formaban técnicos de nivel medio. Cuba dispone hoy de cuatro Institutos Superiores de Ciencias Médicas (en Ciudad de La Habana, Santiago de Cuba, Camagüey y Villa Clara) y 24 Facultades de Medicina, cuatro de Estomatología, e igual número de Enfermería y Tecnología, además de 30 filiales de Ciencias Médicas en todas las provincias del país. También 33 facultades para la formación de estudiantes del Nuevo Programa de Formación de Médicos Latinoamericanos y facultad de Enfermería, que se suman al programa de la Escuela Latinoamericana de Medicina (ELAM). Se ha llevado la Escalinata de la Universidad de La Habana, como quería Fidel, a todos los municipios, recordó el doctor Roberto González, viceministro de Salud Pública. Esa universalización ha permitido enfrentar la masividad, el acceso y uso de las nuevas tecnologías para alcanzar índices de calidad en la formación y superación continua de los profesionales de la salud. Actualmente estudian en nuestro país unos 200 000 estudiantes de Ciencias Médicas en todos los años de las carreras. El panel, moderado por Randy Alonso, estuvo integrado también por Francisco Alberto Durán, director nacional de Docencia Médica del MINSAP; Juan Carrizo, rector de la ELAM, Luisa María Díaz, directora nacional de posgrado del MINSAP; y Luis Alberto Pichs, vicerrector docente del Instituto Superior de Ciencias Médicas de La Habana. Fuente: Granma

Este artículo es de hace 11 años

Archivado en:

Playlist de videos en CiberCuba


Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985