Rusia y Cuba profundizarán relaciones económicas

Este artículo es de hace 12 años
“Cualquier evento bilateral es un hecho importantísimo en las relaciones entre países. En nuestro caso resulta sumamente significativo, porque en los últimos tiempos las relaciones entre Cuba y Rusia han tenido una nueva dimensión y estamos recuperando la presencia multifacética en este mercado”, afirmó en conversación con Opciones el embajador de esa nación europea, Mijail Kamynin. El diplomático estimó que las relaciones ruso-cubanas son excelentes y se caracterizan por su ampliación en todos los campos y se profundizarán en el orden económico, político y cultural. El nivel de estos intercambios se puso de manifiesto con las tres visitas efectuadas a Cuba este año por el vicepresidente Igor Ivanovich Sechin (la última a principios de este mes) al frente de una amplia delegación de altos dirigentes y ejecutivos de importantes instituciones y empresas, agregó. En esa ocasión, Sechin, también copresidente de la Comisión Intergubernamental Rusia-Cuba, fue recibido por el Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, General de Ejército Raúl Castro Ruz. Durante su estancia fueron firmados 10 acuerdos gubernamentales y empresariales para las esferas automotriz, crediticia, las industrias del níquel y petrolera y el suministro de trigo a la Isla. El Embajador informó que en la actualidad el comercio bilateral ha estado creciendo y este año alcanzará los 400 millones de dólares, pero indicó que el intercambio no hay que verlo en el monto total sino en la visión nueva que tienen ambas partes para la cooperación industrial, comercial y de inversiones y esperamos que en 2009 las cifras aumentarán. Por eso queda demostrado, una vez más, que estas relaciones son importantes en todos los esquemas de los contactos de Rusia con América Latina y sus proyecciones hacia el futuro. Puntualizó que Cuba fue y continúa siendo uno de los socios principales de su país en América Latina con grandes perspectivas de fortalecer el comercio en las ramas del petróleo, la biotecnología, farmacéutica, automotriz, aeronáutica y la minería, por citar algunas. En ese sentido mencionó que ya hay proyectos concretos vinculados con la participación de las empresas petroleras rusas en la perforación en la zona exclusiva de Cuba en el Golfo y algunas de esas entidades participarán en la construcción de tanques de almacenaje de crudo y sus derivados y en la modernización de gasoductos. También hay planes de cooperación entre la empresa rusa Norníquel y Cubaníquel para la creación de una fábrica de ferroníquel en la provincia de Holguín. Hay contactos entre los ministerios de la Informática y las Comunicaciones, y el Transporte, así como en la industria farmacéutica. Significó que la Isla se ha convertido en el primer importador de aviones rusos de carga y de pasajeros, y en el transporte terrestre se firmaron contratos en la recién terminada Feria Internacional de La Habana para adquirir nuevos autos Lada y piezas de repuestos. Ya fueron adquiridos 200 ómnibus que hoy circulan por la Isla. “Los acuerdos suscritos y los próximos a rubricarse abren nuevas vías a la cooperación mutua para la intensificación de los vínculos económicos y comerciales”, puntualizó. Al hablar de la nueva etapa de cooperación entre ambos países, enfatizó que ya están determinados esquemas para la utilización de créditos, creación de empresas mixtas y proyectos bilaterales con empresas de terceros países. “Esperamos que Cuba también sea un puente para que Rusia participe en otros países del Caribe y de Centroamérica. Moscú está dispuesta a colaborar en la expansión que realiza la Isla con Petróleos de Venezuela (PDVSA) mediante el ALBA en la refinería de Cienfuegos. Esta es una buena oportunidad para impulsar nuestras relaciones en los países que conforman la Alternativa Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América y hacia otros de la región”, señaló. También Rusia está interesada en crear un nudo de transporte en La Habana para distribuir entre los países del área con atractivos turísticos para los pasajeros que lleguen de Europa en vuelos de Aeroflot. En el contexto de estos nuevos intercambios, expuso que no solo están presentes los comerciales y políticos, sino también los sociales y humanitarios como se puso de manifiesto tras los huracanes Ike y Gustav cuando la Federación Rusa fue la primera en enviar ayuda de emergencia para los damnificados. Fuente: Opciones

Este artículo es de hace 12 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985