Industriles derrota a Santiago en el inicio de la temporada beisbolera

Este artículo es de hace 11 años
Una delirante multitud fue testigo de la lechada 4-0 propinada por Industriales a Santiago de Cuba, en un partido plagado de detalles atípicos e incongruencias misteriosas. El interesante duelo entre los azules de la capital y las avispas indómitas estuvo matizado desde el mismo inicio por una gran dosis de suerte por parte de ambos contendientes. Industriales llenó las bases en las dos primeras entradas ante los envíos del muy mejorado Danny Betancourt y no anotó en ninguna de las dos ocasiones. El abarrotado estadio Latinoamericano no lo podía creer. Asimismo, Santiago recibió once bases por bolas en cinco entradas por parte del abridor industrialista Ián Rendón, a quien no conectaron ni siquiera un imparable que impulsara a los incontables corredores dejados en las almohadillas por los indómitos. O sea, el aficionado que arribara al estadio del Cerro en la parte alta del quinto episodio notaría un empate a cero, digno de un duelazo de altísimos quilates, que no era tal. El quinto parecía comenzar tranquilo, pero un error del antesalista capitalino Rudy Reyes volvió a complicar la situación para los azules por enésima vez en el juego, provocando la explosión de Rendón, tras otorgar su onceno boleto. A su rescate acudió el joven derecho Odrisamer Despaigne. Con su llegada al box la madeja se desenredó y a partir de ese momento pocos chances tuvieron los campeones nacionales hasta sucumbir derrotados pasada la medianoche. En ese quinto capítulo, Industriales marcó sus dos primeras anotaciones ante Betancourt, y lograron sacarlo del montículo gracias a hit de Mayeta, doblete impulsor de Yokel Gil y un sencillo de Juan Carlos Torriente al jardín derecho. Cuatro imparables consecutivos ante el mejor relevista santiaguero, Alberto Bicet, produjeron las últimas dos anotaciones de los anfitriones en el sexto inning. Las incongruencias del desafío las aportó Antonio Pacheco, manager de Santiago. Su inicialista estrella, José Julio Ruiz, patrulló el jardín izquierdo, Luis Miguel Navas, torpedero titular de las avispas, defendió la segunda almohadilla, y el camarero Héctor Olivera, mejor segunda base del país, apareció en la inicial. Respuestas debe tener miles para cada interrogante que se le haga al respecto, pero un conjunto de tanta entidad como Santiago necesita de un guía eficaz y coherente como el que los llevó a ganar dos títulos consecutivos en 2007 y 2008. Fuente: CubaSi

Este artículo es de hace 11 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.