Cuba: si Obama alivia el embargo será un paso positivo

Este artículo es de hace 11 años
Si el presidente electo estadounidense Barack Obama alivia algunas restricciones contra Cuba será "un primer paso positivo" para normalizar los nexos bilaterales, aseguró el canciller isleño Felipe Pérez Roque. "Estamos dispuestos, siempre lo hemos dicho, a que un día se normalicen las relaciones entre Estados Unidos y Cuba sobre la base del respeto", dijo el viernes a periodistas el funcionario. Las declaraciones se produjeron un día después de que el ex mandatario Fidel Castro se mostrara dispuesto a conversar con Obama y que el actual gobernante, Raúl Castro, también expresara su interés en un diálogo. Sin embargo, Pérez Roque dijo que mejor esperará a que efectivamente y en "los hechos prácticos", Obama cumpla sus declaraciones de candidato en el sentido de volver a permitir los viajes de cubanos nativos residentes en Estados Unidos a la isla o el envío de las remesas. "Si lo hace (aliviar las sanciones) sería un primer paso positivo" pero "solo el comienzo", comentó el canciller quien dejó inaugurada la sede de la embajada pakistaní en La Habana. Washington buscó desde comienzo de la década de los 60 propiciar un cambio en el sistema político cubano debilitando al gobierno comunista y, entre otras medidas, desde entonces no tiene contacto oficial con la isla. El presidente George W. Bush endureció el embargo vigente contra Cuba también desde hace décadas y limitó los permisos para visitar la isla a los cubano-americanos y que envíen remesas a sus parientes. "La posición de Cuba es muy clara, reclamamos firmemente el levantamiento del bloqueo, el cese de las medidas extraterritoriales que persiguen nuestro comercio con otros países...la derogación de la Ley de Ajustes Cubano, que se cierre el centro de torturas instalado en la ilegal Base (Naval) de Guantánamo", manifestó el canciller. Según el funcionario, las sanciones de Washington a la nación caribeña le ocasionaron pérdidas económicas por unos 90.000 millones de dólares a lo largo de estas casi cinco décadas de tensión. Al valor actual de la moneda estadounidense serían unos 220.000 millones, precisó. Pérez Roque indicó también que son reveladores unas encuestas de reciente difusión y según las cuales el 56% de los cubano-americanos está en contra de las medidas contra la isla. "Es una señal importante de cómo la comunidad cubana, la opinión pública en Estados Unidos y la internacional reclaman un cambio profundo en las relaciones contra Cuba, un levantamiento del bloqueo", indicó Pérez Roque. Después de todo, comentó el canciller, los cubanos que viven en Estados Unidos son emigrantes económicos y "víctimas" de las sanciones pues se les impide ver y ayudar a sus familias. Fuente: Chron.com

Este artículo es de hace 11 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985