Llegan desde Méjico los primeros repatriados cubanos

Este artículo es de hace 11 años
El primer grupo de indocumentados cubanos repatriados tras la firma del pacto migratorio entre México y Cuba llegó ayer a la isla a las 2:00 p.m. por el puerto de Orozco, en la Bahía de Cabañas, al norte de la occidental provincia de Pinar del Río, mismo lugar por donde los guardacostas de Estados Unidos entregan a los ilegales que son capturados en altamar. El embajador mexicano Gabriel Jiménez Remus confirmó el arribo de 41 cubanos, 37 hombres y cuatro mujeres, en declaraciones a corresponsales de la prensa mexicana mientras asistía a la inauguración de la exposición "México fotografiado por Luis Buñuel" dentro del programa del Festival Internacional de Cine de La Habana. El diplomático aclaró que en próximas horas esperaba tener más detalles sobre los emigrantes devueltos, si fueron detenidos antes o después de la entrada en vigencia del memorando de entendimiento sobre el tema migratorio entre ambos países, si eran "balseros" o si procedían de un tercer país, por lo que tenía prevista una reunión anoche con dos funcionarios de su embajada que concurrieron a puerto de Orozco, uno de ellos el agregado naval contralmirante Gerardo Martínez. Lo que sí dejó claro es que no tenía instrucciones de su gobierno "para darles seguimiento a estas personas a su regreso a Cuba". Interrogado sobre las críticas del exilio anticastrista de Miami sobre este acuerdo de México con Cuba para repatriar a los indocumentados cubanos que usan el territorio mexicano para llegar a la frontera terrestre con Estados Unidos y acogerse a la Ley de Ajuste Jiménez Remus indicó "en ese sentido no tengo más que una respuesta: es el cumplimiento exacto del memorando de entendimiento en materia migratoria porque queremos que haya un flujo ordenado y legal; esa reacción pues no me corresponde a mí juzgarla". Los cubanos retornaron en el buque "El Huasteco" de la Armada de México, que zarpó de Isla Mujeres, en el mar Caribe. El territorio del sureste mexicano, principalmente el de Quintana Roo, se convirtió en los últimos años en un punto de llegada de cubanos que abandonaron ilegalmente la isla a través de operaciones de tráfico humano con redes de contrabandistas subvencionadas especialmente desde La Florida que exigen por lo regular el pago de entre 10 mil y 15 mil dólares por el traslado hasta la línea fronteriza con la Unión Americana. Antes del pacto migratorio la política de La Habana era no admitir la devolución de los cubanos que entraban a México por tierra, principalmente por la frontera sur con Guatemala o Belice, y sólo aceptaba la devolución de los capturados en el mar. Datos oficiales cifran en 3 mil 294 los cubanos interceptados en 2007 y en mil 296 los retenidos en la primera mitad de 2008. Todos fueron liberados porque las autoridades cubanas no aceptaron la repatriación. Fuente: El Heraldo de Tabasco

Este artículo es de hace 11 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985