Solicita el Parlatino el reingreso de Cuba al seno de la OEA

Este artículo es de hace 11 años
Alrededor de 100 legisladores de 18 países de América Latina participaron en la XXIV asamblea del Parlatino, que se efectuó entre el 5 y 7 de diciembre pasado en este país, sede permanente de la organización. El documento, aprobado por unanimidad en el pleno de la Asamblea, precisó el "apoyo a la realización de todas las gestiones diplomáticas conducentes a la plena reincorporación de la República de Cuba a la Organización de Estados Americanos". La intención de los parlamentarios, precisa la Declaración, es la de "garantizar el pluralismo democrático inherente a los principios de la OEA y la representación del pueblo cubano en el organismo", con el fin de lograr la efectiva construcción de una entidad que incluya a todos los pueblos americanos. En su considerando, el Parlamento Latinoamericano señala que "Cuba no ha renunciado a la Carta de la Organización de Estados Americanos, por lo cual formalmente integra como Estado Miembro la Organización, en virtud de la firma y ratificación de la Carta constitutiva en 1948 y 1952, respectivamente". También pone de manifiesto "que en múltiples ocasiones, la Secretaría General, el Consejo Permanente, las agencias y los estados miembros de la Organización de Estados Americanos han manifestado que Cuba no fue expulsada de la Organización, sino que su gobierno ha sido excluido conforme a los fundamentos de la Resolución VI". En otro punto, la Declaración sustenta "que los países miembros mantienen normales relaciones de cordialidad y buena vecindad con el gobierno excluido de la Organización". Asimismo, señala que "los países miembros (del Parlatino) deben acompañar al Gobierno cubano con una transición propia que le permita avanzar al desarrollo y bienestar de los pueblos". El 31 de enero de 1962, en la Octava Reunión de Consulta de Ministros de Relaciones Exteriores de la OEA, celebrada en Punta del Este, Uruguay, se aprobaron cuatro resoluciones en torno a la forma de Gobierno de Cuba, en la que se pone de manifiesto que al declararse marxista-leninista quebranta la unidad y lo excluye del sistema interamericano. Durante la reunión de Panamá se reeligió a la senadora argentina Sonia Escudero, del Partido Justicialista, Secretaria General del Parlamento Latinoamericano, por un periodo de dos años. Además se aprobó otra declaración de rechazo a la directiva de retorno europea contra los emigrantes ilegales. Los parlamentarios manifestaron su inconformidad ante "tan sorpresiva medida" que implica "criminalizar la migración, al fijar una privación de libertad de hasta 18 meses y la prohibición por cinco años de volver a entrar a cualquier país de la Unión Europea". En tal sentido, propusieron establecer posiciones conjuntas y promover el diálogo, en estrecha coordinación con gobiernos, congresos y otras instancias de América Latina, "hasta conseguir la modificación de dicha directiva". Señalaron su alarma y preocupación "ante los brotes de xenofobia y discriminación que están ocurriendo en Europa contra los nacionales de otras regiones". "Por último, luego de dos años de intenso tratamiento, en el cual participaron activamente numerosos especialistas y organizaciones como el Foro Parlamentario de Armas Pequeñas y Ligeras, el Parlatino aprobó el fin de semana último la ley marco de armas con el convencimiento de que ayudará a reducir la violencia armada en la región", acota el comunicado. Fuente: Soitu.es

Este artículo es de hace 11 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985