Técnicos cubanos combaten la malaria en la Amazonía

Este artículo es de hace 11 años
En la riquísima y extensa región de la Amazonía brasileña, entre una variedad de animales, principalmente aves, primates e insectos, convive el Plasmodium vivax, nombre científico del parásito causante de la malaria, enfermedad que ganó terreno y a la que colaboradores cubanos de la salud pretenden asestarle un golpe contundente. Los aspectos biológicos, tanto del hospedero humano como del vector y el parásito así como los cambios observados en el medio ambiente de la zona, han contribuido a las variaciones observadas en la epidemiología de la malaria en la región amazónica de Brasil. El estado Amazonas abarca una gran parte de la Amazonía brasileña, donde la malaria ha estado controlada, pero nunca erradicada. Los estudios sobre la incidencia de la malaria en el estado brasileño de Amazonas y la ciudad de Manaos indican un aumento de casos en los últimos años. Los peritos afirman que entre tucanes, loros, guacamayos, colibríes y halcones y más de 1 800 especies de mariposas cohabitan 200 clases de mosquitos sin peligro para quienes están debidamente vacunados. Pero muchos indígenas residentes en las regiones más abruptas no están inmunizados, carecen de los recursos propios para tratar una enfermedad curable y se convierten en víctimas propicias del mosquito que transmite el mal. El gobierno brasileño aboga porque llegue la asistencia de salud a los habitantes de la jungla amazónica, esa que escolta a ciudades grandes y pequeñas, escondiendo millones de secretos de la vida y la muerte. En el interés de mejorar el nivel de salud de las comunidades autóctonas del Amazonas brasileño, brigadas de técnicos cubanos se adentran en parajes tropicales para ellos exóticos y aparentemente insondables. Así, expertos de LABIOFAM, Laboratorio Biológico Farmacéutico, penetran en la inhóspita selva, atraviesan ríos caudalosos en balsas o lanchas rápidas y pernoctan en aldeas a fin de cumplir con el acuerdo entre La Habana y Brasilia, es decir, diagnosticar, controlar y prevenir la malaria. Los cubanos acudieron a la agreste región para apoyar la lucha local contra la malaria y con esa finalidad entrenan a enfermeras y a operarios. Con su labor evitan el éxodo en algunas comunidades indígenas para huir de la malaria y aminoran el sufrimiento de los que permanecen en sus lugares de origen. Cuba envió a Brasil a técnicos de probada sabiduría y experiencia, de la que hace gala el grupo empresarial LABIOFAM, conocido por la efectividad de sus productos de uso veterinario. LABIOFAM propicia la transferencia de tecnologías avanzadas logradas por Cuba, la venta de productos terminados y la formación de empresas mixtas. Las abnegadas y solidarias faenas de los expertos de LABIOFAM en la jungla brasileña se inscriben en la política de principios de la Revolución Cubana de colaborar con países latinoamericanos, caribeños y en general del Sur, aprovechando la calificación del capital humano de la isla. Fuente: Radio Habana Cuba

Este artículo es de hace 11 años

Archivado en:

Playlist de videos en CiberCuba


Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.