Promete Obama cerrar cárcel de Guantánamo en 2010

Este artículo es de hace 11 años
El presidente electo estadounidense, Barack Obama, prometió cerrar en 2010 la cárcel en la base naval de Guantánamo, territorio ocupado en contra de la voluntad del gobierno cubano, y aseguró que el éxito de su Administración dentro de dos años podría comprobarse si cierra esa base de una manera responsable, si pone fin a la tortura y si restaura el equilibrio entre las exigencias de la seguridad de Estados Unidos y su Constitución. Obama también insistió en poner fin a la tortura en otros centros de detención antes de las elecciones legislativas de noviembre de 2010, según una entrevista difundida en el último número de la revista Time. Los ciudadanos también podrían preguntarse si he reducido las tropas en Iraq y si hemos fortalecido nuestros planteamientos en Afganistán, no sólo en lo militar sino también en lo diplomático y en cuanto al desarrollo económico, expresó el político de 47 años. Medios de prensa informaron este viernes que el ex secretario de Defensa estadounidense, Donald Rumsfeld, estuvo vinculado a torturas a prisioneros en la cárcel de la base naval de Guantánamo. Según el informe del Comité de Servicios Armados del Senado, Rumsfeld autorizó técnicas agresivas de interrogación el 2 de diciembre de 2002 en la prisión en la instalación. Las órdenes de Rumsfeld causaron la violencia contra detenidos en Guantánamo y contribuyeron al uso de técnicas abusivas en Afganistán e Iraq, precisó el documento presentado por el legislador demócrata Carl Levin. El texto oficial señala que el maltrato a cautivos en Abu Ghraib, Iraq, a finales de 2003, no fue únicamente resultado de que unos pocos soldados actuaran por su cuenta. Los métodos de interrogación como desnudar a los detenidos, situarlos en posición de estrés y usar perros adiestrados para intimidarlos aparecieron en Iraq después de que su uso fuera autorizado en Afganistán y en Guantánamo, precisó el informe. El escándalo del maltrato a prisioneros en Abu Ghraib y las revelaciones posteriores de interrogatorios ofensivos por parte de Washington generó protestas a nivel nacional e internacional. Sin embargo, la Casa Blanca negaba las torturas en los mencionados centros de detención. Fuente: Cubavision

Este artículo es de hace 11 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.