Paraguay: Lugo anuncia alfabetización con método cubano

Este artículo es de hace 11 años
El presidente Fernando Lugo anunció a partir de 2009 un proceso de alfabetización de unos 180.000 paraguayos adultos con el método cubano "Yo, sí puedo" que, aparentemente, logró éxitos en Venezuela y Bolivia. Aclaró que no contratará docentes extranjeros. El mandatario aclaró en conferencia de prensa que "el plan para enseñar a leer y escribir a los adultos lo anuncié desde Bolivia, la semana pasada", dijo en alusión a su visita a Cochabamba en donde su colega Evo Morales encabezó un acto público por el logro de analfabetos cero en Bolivia luego de un proceso educativo de ocho años. "Este programa no es nuevo en Paraguay: comenzó en 2003 cuando, tras la visita de Fidel Castro a Paraguay, éste entregó a nuestro recordado escritor Augusto Roa Bastos (ya fallecido) en La Habana unos 65 equipos audiovisuales para teleclases", acotó en alusión al líder cubano. Lugo especificó que "el método sigue desarrollándose en ocho departamentos pero a partir de 2009 llegará a 180.000 adultos pero el contenido será bilingüe: guaraní-castellano y, además, jopará, que es como un dialecto formado con la mezcla de español, guaraní y nuevos vocablos sin etimología pero entendidos por los paraguayos. "Entonces, no serán contratados docentes extranjeros porque sólo se necesitará un capacitador por grupo de alumnos", explicó. El plan "Yo, sí puedo" fue criticado por algunos medios de prensa de Asunción presuntamente porque podría servir para difundir la ideología comunista de la revolución cubana y hasta el socialismo bolivariano del siglo XXI propiciado por el presidente venezolano Hugo Chávez. El presidente Lugo, un ex obispo católico que asumió el mando el 15 de agosto, informó que "para transparentar nuestra gestión de gobierno sacamos a la calle una publicación impresa con información referente a los primeros 100 días de gobierno y desde enero funcionará una agencia nacional de noticias, con el asesoramiento de la agencia argentina Télam". Lugo se refirió a la destitución de la aborigen Margarita Mbywangi del cargo de ministra de Asuntos Indígenas, expresando que "la problemática de los pueblos nativos es compleja pero creo que podríamos instalar una oficina del Instituto Nacional del Indigenismo (Indi) en cada región del país para atender las necesidades de las diferentes etnias". "Las críticas hacia Margarita indicaban que ella, por ser líder de la etnia Aché, privilegiaba supuestamente la ayuda a su pueblo", afirmó como justificativo del relevo, el primero dentro de su gabinete. Fuente: El Nuevo Herald

Este artículo es de hace 11 años

Archivado en:

Playlist de videos en CiberCuba


Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985