Parlamento cubano tomará medidas para frenar ineficiencia y baja producción

Este artículo es de hace 11 años
El presidente de Cuba, Raúl Castro, presidirá el sábado la sesión anual del Parlamento, que evaluará la situación de la isla en 2008, marcado por desastres naturales y alzas de precios de las importaciones, y tomará medidas para enfrentar la ineficiencia productiva. "Estamos haciendo un énfasis en las inversiones (para 2009) en la producción, a partir de que tenemos que crear los valores antes de consumirlos, no podemos seguir consumiendo a cuenta de valores que no hemos creado", dijo a los diputados el ministro de Economía, José Luis Rodríguez. Rodríguez, también vicepresidente del Consejo de Ministros, habló a los diputados que se reunieron martes y miércoles en las 12 comisiones permanentes de la Asamblea Nacional, que tendrá su sesión anual el sábado. En esos encuentros -según trascendió en la prensa local- se informó que el Producto Interno Bruto (PIB) creció 4,3% en 2008, la mitad de los previsto, debido fundamentalmente a la incidencia de tres huracanes que dejaron pérdidas por 10.000 millones de dólares. Esa situación se complicó aún más debido a un incremento promedio anual de 53% en los combustibles y hasta de 100% en algunos alimentos, "y eso llevó al país a gastar una cantidad de recursos que no estaban previstos", dijo Rodríguez. También se registró una caída en las principales exportaciones: níquel, azúcar y productos del mar, con la consiguiente disminución de los ingresos. Durante el año "la deuda externa del país se amplió de 8.900 a 9.900 millones de dólares", dijo la Comisión Económica para América Latina (CEPAL), en referencia a lo que las autoridades denominan "deuda activa", transacciones financieras y comerciales en curso. No contempla los 7.591 millones que las autoridades denominan "inmovilizada", pues no ha sido reestructurada desde 1986, 60% de la cual corresponde a acreedores del Club de París. Aún así, el Parlamento debe asignar recursos para aumentar las inversiones productivas, cuyo nivel actual es "relativamente bajo" según Rodríguez, y ahora urgen para respaldar un reparto de tierras ociosas iniciado hace unos meses, así como otras medidas en la agricultura. La necesidad de incrementar la producción está relacionada con el nuevo sistema salarial que entrará en vigor en enero, el cual elimina el techo de salarios y vincula el dinero ganado a los resultados productivos. El Parlamento deberá aprobar también una nueva ley de seguridad social, anunciada a principios de año y sometida a un largo proceso de discusión en centros laborales, que prolonga en cinco años la edad de jubilación, tratando de paliar el bajo crecimiento poblacional. En la agenda está también el cumplimiento del presupuesto recién concluido y el del próximo año, un ejercicio que le dice muy poco al común de los cubanos. El vicepresidente José Ramón Machado también anunció que se abordará la conmemoración de los 50 años de la revolución, cuyas celebraciones serán en Santiago de Cuba (sudeste), el 1 de enero. La incidencia de los huracanes pospuso -según algunos funcionarios- los "cambios estructurales" anunciados por el presidente Raúl Castro y una reducción del aparato gubernamental, que debía aprobar el Parlamento en esta sesión, dirigida a hacer más operativo y menos burocrático ese órgano. El mayor interés de lo analizado en las comisiones permanentes y lo que verá el plenario el sábado, está concentrado en las perspectivas del 2009, un año donde deben materializarse esas propuestas de cambios y realizarse el VI Congreso del Partido Comunista, el cual debe proyectar la Cuba de los próximos cinco años. Fuente: AFP

Este artículo es de hace 11 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985