Salud Pública en provincia cubana despide 2008 con números récord

Este artículo es de hace 11 años
El 2008 corrió sus cortinas para los tuneros con una Tasa de Mortalidad Infantil de ¡2,7 por mil nacidos vivos!, la más baja del país, lo cual constituye un ejemplo palpable de la importancia que le concede la Salud Pública cubana a este importante programa de la Revolución. Este resultado se inscribe como el logro más relevante de este año en  Las Tunas y representa nuevo récord nacional en una provincia. En el transcurso del año nacieron vivos seis mil 182 niños y solo hubo que lamentar 17 fallecidos, indicador que ubica a esta provincia del Oriente cubano en una posición realmente privilegiada con respecto a sus similares del país. Ingente ha sido el esfuerzo realizado por los médicos y enfermeras de la familia, los obstetras, pediatras y neonatólogos y cada uno de los trabajadores que intervienen en el Programa Materno Infantil y brindan sus servicios en las áreas de salud, los hogares maternos, las diferentes salas de cuidados intensivos de los hospitales que atienden a la madre y al niño, los centros de genética médica para el diagnóstico prenatal de malformaciones congénitas y  la comunidad toda, en aras de que cada gestante lleve a feliz término su embarazo. El esfuerzo de los trabajadores de la salud se refleja también en la reducción de la mortalidad materna y en la erradicación de enfermedades prevenibles que hoy constituyen causa de muerte infantil en muchos países del mundo. El Programa Materno Infantil continúa siendo una de las prioridades del Estado cubano tras 50 años de lucha constante para preservar la salud y bienestar de todos los cubanos, sin distingo de clases sociales y sin costo alguno para pacientes y familiares. Para lograr tales propósitos Las Tunas cuenta hoy con 12 hospitales, 14 policlínicos, 18 hogares maternos, 12 instituciones sociales, tres clínicas estomatológicas, tres unidades de higiene, dos bancos de sangre y dos centros de Genética Médica,  instituciones en las que laboran 22 mil 700 trabajadores, de los cuales dos mil 764 son médicos, cinco mil enfermeras y 441 estomatólogos, en tanto completan la plantilla otros 14 mil 485 hombres y mujeres que realizan diferentes funciones. Es importante mencionar a los dos mil 19 trabajadores del sector de la Salud que brindan su colaboración internacionalista en 41 países, gesto solidario que demuestra el humanismo del pueblo cubano. Antes del triunfo de la Revolución Cubana  el primero de enero de 1959, solo existían en el territorio cinco hospitales públicos con 188 camas, uno infantil con 20, una docena de clínicas privadas con 221, además de una casa de socorro, una jefatura local de salubridad. La fuerza laboral apenas ascendía a  69 doctores en Medicina, ocho enfermeras, 12 odontólogos, seis técnicos de rayos X, seis de laboratorio clínico, seis de farmacias y 31 farmacéuticos. La mortalidad Infantil al cierre del 22 de diciembre, en esta provincia era de 2,68 por mil nacidos vivos, una de las tasas más bajas de la historia, mostrando claramente el significado de la Revolución para la salud de los cubanos. Con el triunfo del primero de enero de 1959, la Salud Pública en Cuba cambió radicalmente, convirtiéndose en una prerrogativa de todos los cubanos, sin distingo de clases sociales y sin costo alguno para pacientes y familiares. Antes de esa fecha solo existían en el territorio que hoy abarca la provincia de Las Tunas cinco hospitales públicos con 188 camas, uno infantil con 20, una docena de clínicas privadas con 221 y 38 farmacias, además de una casa de socorro, una jefatura local de salubridad. Apenas 69 doctores en Medicina, ocho enfermeras, 12 odontólogos, seis técnicos de rayos X, seis de laboratorio clínico, seis de farmacias y 31 farmacéuticos eran la fuerza laboral del sector entonces. En aquella etapa una consulta médica costaba de 3.00 a 5.00 pesos, un hemograma 3.00, un análisis de orina, 3.00 y uno de heces fecales, 2.00 pesos. Cinco décadas después la provincia cuenta con 12 hospitales, 14 policlínicos, 18 hogares maternos, 12 instituciones sociales, tres clínicas estomatológicas, tres unidades de higiene y dos bancos de sangre. Instituciones en las que laboran 22 mil 700 trabajadores, de los cuales dos mil 764 son médicos, cinco mil enfermeras, 441 estomatólogos. Completan la plantilla otros 14 mil 485 hombres y mujeres que realizan diferentes funciones. El esfuerzo de los hombres y mujeres de batas blancas responsabilizados con el Programa Materno Infantil no solo se refleja en la mortalidad Infantil, sino también en otros aspectos como la reducción de la mortalidad materna y en erradicación de enfermedades que causan miles de fallecimientos infantiles en el mundo. En la actualidad dos mil 19 trabajadores del sector de la Salud prestan su colaboración internacionalista en 41 países, una obra de infinito amor que demuestra el humanismo y espíritu solidario del pueblo cubano. Fuente: Periodico26.cu

Este artículo es de hace 11 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985