Horas después de jurar su cargo, Obama ordena el cese de los juicios de Guantánamo durante cuatro meses

Este artículo es de hace 11 años
Horas después de que Barack Obama jurara su cargo durante la ceremonia de investidura, el recién nombrado presidente de Estados Unidos, ordenó a los fiscales militares de Guantánamo que pidan el cese de los tribunales de crímenes de guerra durante 120 días. Así pues, se espera que los jueces ordenen hoy el cese temporal de los 21 casos pendientes de la base naval en la bahía de Guantánamo, según informó un oficial relacionado con los juicios. Esta petición pide poner freno a las condenas de pena de muerte contra cinco prisioneros del centro penitenciario por su relación con los atentados del 11 de Septiembre de 2001. Los fiscales aseguraron que esta petición se ha tomado "en favor de la justicia".    Esta nueva medida de congelar los procesos judiciales hasta el 20 de mayo otorgaría más   tiempo a la nueva administración para evaluar los casos y decidir su condena. PETICION CONJUNTA    Obama ha dicho en repetidas ocasiones que el centro penitenciario  para sospechosos de terrorismo, que se ha convertido en un símbolo mundial de los abusos cometidos contra los detenidos por parte de Estados Unidos, tiene que ser cerrado lo antes posible. En ese sentido, el mandatario norteamericano aseguró que lograría cerrar la base naval probablemente en su primera semana de mandato. Esta petición pide poner freno a las condenas de pena de muerte contra cinco prisioneros del centro penitenciario, entre ellos, Jalid Sheikh Mohammed, acusado de ser el 'cerebro' de los atentados contra las Torres Gemelas el 11 de septiembre de 2001.    Por su parte, activistas defensores de Derechos Humanos y abogados de defensa militar han instado al demócrata a que congele los tribunales especiales conocidos formalmente como comisiones militares  y a juzgar los casos en tribunales regulares bajo las leyes que se   aplican a todos los estadounidenses por igual. Unos 245 presos permanecen retenidos en la prisión desde que la abrió la administración de Bush, en enero de 2002. El equipo de Bush intentó condenar por crímenes de guerra a 80 prisioneros, aunque sólo completó tres casos. En su última rueda de prensa ofrecida el pasado 12 de enero en la Casa Blanca, el ex mandatario norteamericano, George W. Bush, aseguró que se mostraba en "completo desacuerdo" con la idea de que "la moral ha resultado dañada". "Puede que algunas personas de la élite no lo entiendan, pero el pueblo todavía comprende los valores de libertad   de América, un país que proporciona mucha esperanza", agregó. Fuente: La Razon.es

Este artículo es de hace 11 años

Archivado en:

Playlist de videos en CiberCuba


Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.