Sherritt: la ruptura del contrato para extraer crudo en Cuba fue una sorpresa

Este artículo es de hace 11 años
El presidente de Sherritt International, Ian Delaney, afirmó hoy que, tanto él como "líderes cubanos" con los que ha hablado en las últimas horas, no tuvieron conocimiento previo de la cancelación de un acuerdo de extracción de petróleo en el que también participaba la empresa Pebercan. Delaney expresó su sorpresa durante una conferencia telefónica mantenida con analistas, inversores y medios de comunicación para explicar los últimos eventos de la compañía. "Nos cogió por sorpresa que nuestro socio (la empresa canadiense Pebercan) se retirase de Cuba" explicó Delaney. A preguntas de un analista financiero, Delaney confirmó que el liderazgo político del régimen cubano no sabía que la cancelación del acuerdo afectaría a la posición de Sherritt, una compañía que mantiene vínculos económicos estrechos con la isla. "A juzgar por mis conversaciones telefónicas con algunos de los líderes de Cuba, desconocían totalmente las consecuencias. Esto fue hecho a un nivel mucho más bajo que mis contactos", explicó el presidente de la compañía, que es el principal productor de níquel en Cuba y que también tiene intereses en el sector petrolífero. El pasado 23 de enero, Pebercan dijo que las autoridades cubanas habían terminado de forma prematura su contrato de producción de petróleo en Cuba, donde operaba a través de su subsidiaria Peberco. Pebercan y Sherritt explotaban en Cuba una serie de pozos petrolíferos en el llamado Bloque 7, aunque el titular de la concesión era la primera. Delaney dio a entender que va a intentar solucionar la situación que ha perjudicado a su compañía. El lunes y el martes, las acciones de Sherritt en la Bolsa de Toronto (TSX) perdieron más de un 25 por ciento de su valor. "Es razonable asumir que tendré muchas conversaciones con ellos (los líderes cubanos). No sé cual va a ser la solución. Pero ellos nunca han abusado de nosotros como socios y no creo que vayan a empezar ahora", explicó. El presidente de Sherritt también dijo que en estos momentos, la extracción y procesamiento de níquel es un negocio más rentable que la explotación de petróleo en Cuba y que no tiene ninguna duda que la empresa seguirá teniendo buenas relaciones con La Habana. "Tenemos un gran acuerdo de asociación y sé que seguirá así. Este es un país que siempre ha sido bueno con nosotros, ha sido un gran socio y al que queremos", declaró Delaney Fuente: Terra.com.mx

Este artículo es de hace 11 años

Archivado en:

Playlist de videos en CiberCuba


Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985