Ovacionada en Cienfuegos la Sinfónica de Venezuela

Este artículo es de hace 11 años
La Sinfónica de Venezuela tiene en proyecto realizar próximos conciertos en varios de los países que integran la Alternativa Bolivariana para Las Américas (ALBA)En virtud de la "magistral ejecución de las piezas" que integraron el primero de los cuatro conciertos que ofrecerá en Cuba la Orquesta Sinfónica de Venezuela (OSV), el público de Cienfuegos regaló una larga ovación a los más de 90 músicos del conjunto caraqueño, al término de sus ejecuciones la noche de este miércoles en el teatro Tomás Terry. La institución, fundada en 1930, inicia así una gira por varias salas en la Isla, que comprende, hasta el 1 de marzo, presentaciones también en el teatro Universitario, de Santa Clara; el Sauto, de Matanzas y el habanero Amadeo Roldán. Bajo las batutas del Maestro Angelo Pagliuca y el director de la Orquesta Presidencial de Belarús, Viktor Babarikin, la OSV interpretó obras como la Tocata Bacchiana y Pajarillo Aldemaroso, de Aldemaro Romero; Moliendo Café, de Hugo Blanco; Alma Llanera de Pedro Elías Gutiérrez y Fantasía Cubana, con arreglo de Sergio Elguin. Al repertorio añadieron la Sinfonía No. 5, de Tchaikovsky y un popurrí de composiciones nacidas en la Mayor de las Antillas: desde La Comparsa, de Ernesto Lecuona, hasta la Guantanamera, de Joseíto Fernández. En opinión de los espectadores sureños, "quedó demostrada la calidad expresiva, riqueza, profesionalismo y elevado nivel técnico. La excelencia se hizo acompañar" en esta ocasión por el connotado violinista Alexis Cárdenas. Según declaró a la prensa Alejandro Ramírez, presidente de la Sociedad Orquesta Sinfónica de Venezuela, "deberíamos hacer la costumbre de visitar a nuestros países hermanos con cierta regularidad (.) Tenemos cosas en común, muchos ritmos comunes, pero tenemos nuestra forma de tratarlos (.) No vinimos a enseñar cómo se toca, simplemente traemos la música como nosotros la sentimos". Durante los restantes conciertos tendrán como invitados al oboísta Jorge Alcarrá, al pianista Frank Fernández y al guitarrista italiano Flavio Sala. La OSV, declarada Patrimonio Artístico de la Nación en 1981, realiza más de 70 conciertos al año. En 1953 ofreció su quehacer en La Habana por vez primera, justo al conmemorarse el centenario del natalicio de José Martí. Su producción discográfica comprende un álbum de cuatro CDs denominados Mi Querida Venezuela, el Serenata Sinfónica en Navidad y otros. Ha incursionado en la ópera, el ballet y disímiles espectáculos didácticos de folclor, rock sinfónico y tango, propuestos sin distingo de clases o nivel intelectual. Fuente: 5 de septiembre

Este artículo es de hace 11 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985