Obama prepara cambios hacia Cuba

Este artículo es de hace 11 años
Con 39 días al frente del Gobierno de Estados Unidos, Barack Obama se ha convertido en el principal protagonista y promotor de los cambios que ofreció en su camino a la Casa Blanca, y una de sus grandes tareas en la próxima reunión de presidentes del continente americano, en abril, será ver hasta dónde pueden mejorarse las relaciones con el "patio trasero" de EEUU. Obama no ha tenido la oportunidad de hablar de frente con sus homólogos regionales y, como señalan políticos y académicos en Washington, el mandatario aprovechará las próximas semanas los preámbulos de la Cumbre de las Américas para tratar uno de los temas más espinosos de sus propuestas: las relaciones con Cuba. El régimen de La Habana es cauteloso. No ha querido pronunciarse en estos días frente a la decisión demócrata en la Cámara de Representantes de permitir los viajes de cubanoestadounidenses a la isla. La razón -señalan los expertos-, es que la mayor batalla para que la propuesta entre en vigencia se dará en el Senado de EEUU, donde el régimen de los Castro tiene fuertes enemigos. "No hay que preocuparse mucho por el Senado en estos momentos", comenta José Azel, del Instituto de Estudios Cubanos y Cubanoamericanos (Iccas) de la Universidad de Miami. "Puede que la iniciativa pierda por la fuerza de los republicanos en el Senado, pero Obama quizá está buscando tomarse los cambios sobre Cuba a título personal y aproveche la Cumbre de las Américas para lograr protagonismo y generar el impacto necesario", agrega. Sobre este aspecto, Carl Meacham, asesor del senador Richard Lugar, el republicano de mayor rango en el Comité de Relaciones Exteriores del Senado, es menos pesimista. "Como van las cosas y por algo que es tangible, 'que el embargo y las presiones no han funcionado', esto puede aprobarse fácilmente. Muchos senadores están conscientes de que hay que cambiar estrategias", dice. La gran oportunidad En el escenario que sí coinciden tanto Meacham como Azel, es que Obama quiere el "tema cubano" para su tren ejecutivo, y la canasta perfecta para la cita con la vecindad será ofrecer reformas hacia La Habana. En ese encuentro de jefes de Estado y Gobierno, que este año se celebrará en Trinidad y Tobago, asistirán los 36 mandatarios de la región, menos Cuba, quien fue expulsada de la OEA en 1962, Azel ha criticado los recientes informes que se han realizado en EEUU que abogan por flexibilizar las presiones sobre Cuba y abrirse hacia ese país. "Esos reportes son muy condescendientes sin hablar de las represiones que tiene el pueblo". "Ofrecer concesiones al régimen de Fidel y Raúl Castro -refiere el académico- siempre ha sido un error. No me parece que entregar todo incondicionalmente sea bueno, porque una dictadura nunca es seria". La legislación aprobada no suspende el embargo a Cuba, pero prohibiría la aplicación de normas que exigen el pago por adelantado para las ventas de alimentos a Cuba, y sepulta -en parte- las restricciones para que los cubanoestadounidenses visiten a sus familiares en la isla y puedan gastar dinero. Para Azel, tanta beneficencia para La Habana puede generar dos cosas: que Raúl Castro permita un éxodo masivo de cubanos a EEUU como ocurrió en 1981 o que el régimen se debilite, pero no ocurrirá porque ejercerán mayor presión política". En tiempos de recesión a nadie más que a Castro le interesa que Washington sea "bueno". El Iccas estima que entre 500 y 1.000 millones de dólares podrían ingresar a las arcas de La Habana con el levantamiento de las restricciones de gastos. En un informe del senador Lugar sobre la situación en Cuba, se descarta que el bloqueo económico a ese país deba suprimirse, por lo que Venezuela seguirá siendo la principal fuente de sustento del régimen. Con 7.000 millones de dólares en intercambio comercial, Caracas y La Habana seguirán unidos. "Por muchos años más el presidente Hugo Chávez será fundamental", sentencia Azel. Fuente: El Universal

Este artículo es de hace 11 años

Archivado en:

Playlist de videos en CiberCuba


Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985