Centroamérica consolida sus vínculos regionales con Cuba

Este artículo es de hace 11 años
Los dos únicos países latinoamericanos que mantenían distancia con el régimen cubano acordaron remediar esa situación en anuncios casi a la vez, aunque se desconoce si pactados, que coinciden con la elección en El Salvador de un régimen de izquierda. El recién electo presidente salvadoreño, Mauricio Funes, del ex guerrillero Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), aseguró el miércoles que esta decisión ya estaba tomada, que era uno de sus anuncios de campaña y que se ejecutará "a su discreción", en cuanto asuma el cargo. "La posición oficial solo la define el presidente", agregó, y desautorizó "cualquier opinión sobre política exterior" que no exprese él personalmente. El Salvador rompió relaciones diplomáticas con Cuba en 1959, luego de la llegada al poder de Fidel Castro, y el actual presidente salvadoreño, Elías Antonio Saca, reiteró durante sus cinco años de Gobierno que no autorizaría relaciones con el Gobierno cubano por "comunista". Oscar Arias, presidente de Costa Rica, anunció a su vez, que "a cada idea le llega su momento" y que este era el momento adecuado para acercarse a Cuba, "porque las condiciones en el mundo han cambiado". "En el mundo no todos los países gozan libertad como Costa Rica (...) muchos no son democráticos y tenemos relaciones diplomáticas con ellos, pero no podemos dialogar con otras naciones sin reconocerlas", añadió Arias a propósito del decreto con el que restableció los lazos con Cuba. Costa Rica rompió relaciones con Cuba en 1961, pero desde el segundo Gobierno de Arias, en 2006, las críticas al régimen cubano se incrementaron, alcanzando momentos de gran tensión en agosto de ese año, tras la cancelación de una reunión en Colombia entre el presidente Óscar Arias, y el entonces vicepresidente de la isla, Carlos Lage. En reiteradas ocasiones Arias manifestó su deseo de que Cuba experimentara una "transición hacia la democracia" y comparó a Fidel Castro con el ex dictador chileno, Augusto Pinochet. El Gobierno cubano tildó a Arias de "payaso", "vulgar mercenario" y "personaje vanidoso, mediocre y enfermo de protagonismo", además de "testaferro" de Washington y "servil papagayo del imperialismo yankee", según publicó el diario oficial cubano Granma. A lo largo de 2008 los ataques entre ambos Gobiernos cesaron paulatinamente y desaparecieron por completo al asumir el poder Raúl Castro de forma oficial. Hace solo dos semanas, el canciller costarricense, Bruno Stagno, recibió al cónsul de Cuba en San José, quien le invitó a la Cumbre de Países No Alineados que se celebrará en La Habana en abril próximo. Costa Rica apoyó en diciembre pasado el ingreso de Cuba al Grupo de Río y Arias llegó a solicitar a Estados Unidos que flexibilice su política hacia Cuba y levante el embargo comercial. Obama llamó a Funes El anuncio de Funes sobre el restablecimiento de los lazos con Cuba coincidió con una reunión en San Salvador con el secretario de Estado adjunto de Estados Unidos para Latinoamérica, Thomas Shannon, quien, según dijo, viajó al país para "ratificar" el respaldo de la administración del presidente Barack Obama a su futuro gobierno. El propio Obama telefoneó esta mañana a Funes para desearle "éxito" y conversar sobre "los grandes desafíos de la agenda hemisférica, de la cual forma parte, por supuesto, la agenda nacional, la agenda de nuestro país", dijo el presidente electo. Éste se ha definido como un "izquierdista moderado" y ha señalado que su gestión será democrática y conciliadora. Durante su campaña, se apoyó en figuras internacionales como el propio Obama y el presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, como ejemplos a seguir por su gobierno.. Fuente: ADN Mundo.com

Este artículo es de hace 11 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985