Raúl Castro, animó al derrotado equipo de béisbol al regreso a La Habana

Este artículo es de hace 11 años
El presidente cubano, Raúl Castro, animó al equipo de béisbol que regresó en la madrugada del viernes a la isla tras fracasar en su intento de mantenerse entre los cuatro finalistas del II Clásico Mundial en San Diego, Estados Unidos. Cuba, vicecampeón del I Clásico Mundial del 2006, fue eliminada por Japón y no pudo avanzar a las semifinales del sábado y el domingo en un torneo que reúne a la mayoría de los beisbolistas de las Grandes Ligas de Estados Unidos. "Animos que perder un campeonato no es perder la guerra", dijo Raúl Castro, en sus primeras declaraciones al saludar a cada uno de los jugadores en el aeropuerto internacional de La Habana. La escuadra cubana ocupó la quinta posición del Clásico del 2009 con récord de cuatro triunfos y dos derrotas, idéntica marca que Puerto Rico. Venezuela, Estados Unidos, Japón y Corea del Sur discutirán las semifinales. Los ganadores disputarán el trofeo el lunes en Los Angeles. Fue la peor actuación lograda por un equipo de la isla de béisbol, el deporte nacional, en un torneo en más de 50 años. El presidente cubano dijo que "esta vez nos dominaron pero ahora a sacar experiencias para futuros eventos", dijo la emisora Radio Reloj. Japón, campeón del Clásico del 2006, derrotó dos veces a Cuba en San Diego, con pizarras de 6-0 y de 5-0. El pitcheo del equipo japonés neutralizó a la fuerte artillería de los cubanos que no pudieron marcar carreras en 18 entradas. "Regresamos tristes desde el punto de vista deportivo, pero con el orgullo y la satisfacción muy grandes, con la frente en alto (...)", dijo el jardinero Frederich Cepeda, el más destacado del equipo local. Los cubanos son los campeones olímpicos de Barcelona 1992, Atlanta 1996, y Atenas 2004. Pero perdieron su hegemonía olímpica frente a Estados Unidos en Sidney 2000 y ante Corea del Sur en Pekín 2008. SACANDO LECCIONES "Debo señalar que la dirección del equipo en San Diego fue pésima. Prevaleció el viejo criterio de los caminos trillados, con un adversario capaz que constantemente innova", dijo el ex presidente Fidel Castro en una columna poco antes de la llegada a La Habana del equipo cubano. Fidel Castro, de 82 años y un fanático del béisbol, llamó a "sacar las lecciones pertinentes", e instó a los directivos del deporte local a "revolucionar los métodos de preparación y desarrollo de nuestros atletas". En otro artículo publicado el viernes en la noche por el sitio Cubadebate (www.cubadebate.cu), el convaleciente líder aludió a dos desertores que viajaron con el equipo cubano que participó en el Clásico. "De los 73 que volaron a México y San Diego, dos pobres diablos no regresaron", escribió Castro en su artículo que tituló: "Gloria a los buenos". El segundo desertor fue el periodista del diario oficial Juventud Rebelde, Raúl Arce, de 61 años. "¡Qué sujetos simuladores y repugnantes los que incuba la ideología capitalista!", agregó Castro en su artículo. Las deserciones de deportistas y entrenadores ha afectado el deporte cubano en los últimos años. "Nos hemos dormido sobre los laureles y estamos pagando ahora las consecuencias", afirmó Fidel Castro. Fuente: Reuters

Este artículo es de hace 11 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985