Cuba trabaja en el programa latinoamericano de hospitales seguros

Este artículo es de hace 11 años
Cuba se encuentra entre los primeros países de América Latina y el Caribe en aplicar la lista de verificación de hospitales seguros, afirmó el doctor Guillermo Mesa, director del Centro Latinoamericano de Medicina de Desastres (CLAMED). Agregó que la isla integra el grupo de naciones donde se validó la guía de evaluación de vulnerabilidad de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), una estrategia que permite identificar problemas, establecer prioridades y elaborar el plan director de las instituciones. En conversación con Prensa Latina el experto destacó que la guía se fijó como meta para la región con el objetivo de asegurar un nivel óptimo de protección de las unidades para situaciones de catástrofes. Un hospital seguro, es un establecimiento de salud, cuyos servicios permanecen accesibles y funcionan a su máxima capacidad y en la misma infraestructura, durante una amenaza natural e inmediatamente después de esta. Ello incluye mucho más que la simple protección del inmueble y los equipos, implica mantener la organización, que los servicios funcionen como parte de una red y poder dar asistencia médica a los pacientes, explicó el doctor Mesa. En enero del 2005, en la Conferencia Mundial sobre la Reducción de los Desastres, 168 países adoptaron el acuerdo, como una de las acciones prioritarias que habrán de ejecutarse para el 2015. Según datos de OPS, en la región hay 16 mil hospitales y la mitad está ubicado en zonas de riesgo. En sintonía con esta situación el próximo 7 de abril, Día Mundial de la Salud, estará dedicado a la seguridad de las instituciones sanitarias y la preparación del personal que atiende a los afectados por situaciones de emergencia. Los centros de salud y el personal sanitario, de vital importancia para la población vulnerable en caso de desastre, son fundamentales para tratar lesiones, prevenir enfermedades y atender las necesidades de la población, señala un informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Tenemos que proteger la salud pública diseñando y construyendo servicios seguros en caso de desastres naturales, además debemos lograr que no sean blancos de ataques durante los conflictos, señala un informe del organismo internacional. Hay que enseñar a los trabajadores sanitarios a realizar su labor con seguridad en situaciones de emergencia para que puedan salvar vidas y no se conviertan ellos mismos en víctimas, agrega el documento. Además se debe garantizar la continuidad de la atención médica, como las vacunas, diálisis y partos, una vez pasada la emergencia inmediata. No podemos prevenir todos los desastres, pero podemos trabajar juntos para que, cuando ocurran, los hospitales y otros servicios de salud estén preparados y puedan salvar vidas, concluye la OMS. Fuente: Radio Habana Cuba

Este artículo es de hace 11 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985