La Abuela de la canción cubana se presenta en Donostia

Este artículo es de hace 11 años
Puede que sea la genética, esa mezcla de sangre entre esclava africana, comprada, y vasco aventurero, seguramente bizkaitarra. Pero ella dice que no, que su envidiable fortaleza de espíritu, a punto de cumplir los 80 años de edad, se debe simplemente al oficio, a la pasión por cantar ante la gente. Es Omara Omara Portuondo Peláez, fémina de planta menuda, pero que desprende el halo, la simpatía y el señorío de lo mejor del Caribe. Habla por los codos, se acompaña de canciones al ser entrevistada, coquetea divertida y a las muchas alturas ya de su edad no deja de subir a los escenarios, noche tras noche, en largas giras internacionales, y a prestarse, altamente profesional, a las obligaciones de la promoción, como lo hizo hace unas semanas antes de su concierto donostiarra de esta noche, en el Kursaal mayor. Será este recital su más que tardío debut ante el público donostiarra y vasco en general y también la bajada de telón de una gira europea y alguna escapada a Oriente Medio, en la que ha estado presentando su último disco, Gracias. Por cierto, Omara precederá en unas semanas a su colega y compatriota Elíades Ochoa, «el rey de la guaracha», que actuará el 14 de mayo en el teatro Victoria Eugenia. Tocada con su eterno moño, recogido con una gran cinta, y coloristamente vestida, celebra tres décadas como cantante activa, acaba de realizar un proyecto en Brasil con la allí primera figura de la canción Maria Betanha, se ha entrevistado hasta con el presidente Lula, ha pasado por dos recientes películas, está montando una iniciativa musical para niños que resguarde la tradición cantora cubana, u otra de intenciones geriátricas. Y no para de girar y darse sobre las tablas. La novia del Swing Nacida en el barrio de Cayo Hueso de La Habana, fue primero bailarina en el mítico cabaré Tropicana de la capital cubana («yo quería bailar El cisne negro, pero no fue posible»), junto a una de sus hermanas. Convencida ya de que lo suyo era principalmente la canción, fue conocida en sus comienzos de intérprete como La novia del Swing, un estilo musical cubano de los años cincuenta. Compartió escena con los grandes del género y tuvo que regresar forzadamente de una gira por Estados Unidos, cuando las relaciones entre el gobierno yanqui y la nueva revolución cubana se convirtieron en guerra abierta. Siempre ha sido fiel a la marcha política de la isla y no se pronuncia casi sobre sus problemas, ni siquiera sobre los cambios que podrían llegar y la posible reconciliación de sus gentes. Recuperada para la escena internacional, junto a otros grandes de Cuba, por el proyecto Buena Vista Social Club, el agradecimiento de su última obra se refiere a todas las personas que se han ido cruzando en su camino artístico. Y la lista de canciones contiene algunas notables colaboraciones con colegas cantores como Chico Buarque, Pablo Milanés o Jorge Drexler, e instrumentistas como Chucho Valdés, Avishai Cohen, Richard Bona o Trilok Gurtu. Omara Portuondo y su grupo: Swami Jr. (guitarra, dirección musical), Andrés Coayo (percusiones), Harold López Nussa (piano), Rodney Yllarza Barreto (batería) y -Felipe Cabrera (contrabajo). Fecha: Sábado 4. Lugar: Auditorio Kursaal (Donostia). Hora: 20.00 horas. Fuente: Diario Vasco.com

Este artículo es de hace 11 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985