Acusado Posada Carriles de 11 nuevos cargos en su contra

Este artículo es de hace 11 años
La acusación, presentada hoy en una corte federal con sede en El Paso, Texas, es la segunda que enfrenta el terrorista desde que ingresó en forma ilegal a Estados Unidos en 2005. El gobierno estadunidense presentó hoy 11 nuevos cargos en contra de Luis Posada Carriles, incluido el de perjurio, por su presunta participación en atentados registrados en Cuba en 1997. La acusación, presentada hoy en una corte federal con sede en El Paso, Texas, es la segunda que enfrenta Posada Carriles desde que ingresó en forma ilegal a Estados Unidos en 2005. Fuentes judiciales precisaron que esta es la primera vez que Posada Carriles es relacionado por el gobierno estadunidense con actos de terrorismo. La acusación relaciona al anticastrista con la colocación de bombas que estallaron en La Habana en 1997, una de las cuales dejó herido a un turista italiano que luego falleció, un cargo que también le atribuye la justicia cubana. Asimismo, Cuba y Venezuela acusan a Posada Carriles de la colocación de una bomba en un avión de Cubana de Aviación en 1976, que dejó 73 muertos, un caso por el cual estuvo preso en el país andino, pero escapó de prisión. En el año 2000, el anticastrista fue detenido y sentenciado a ocho años de prisión en Panamá por intentar asesinar al presidente de Cuba, Fidel Castro, en la Cumbre Iberoamericana de ese año, pero fue indultado por la presidenta Mireya Moscoso en 2004. Posada Carriles ingresó en forma indocumentada a territorio estadunidense a principios de 2005, en busca de amparo en este país, a cuyo gobierno sirvió como agente encubierto en Centroamérica y el Caribe. En esa ocasión, Posada Carriles fue detenido y sometido a juicio de deportación, que concluyó con la orden de expulsarlo a un país que no fuera Cuba o Venezuela, con el argumento de que podría ser torturado. Posada Carriles permaneció detenido de mayo de 2005 a enero de 2007 en un Centro de Detención de Inmigración en El Paso, pendiente de que se cumpliera la orden de deportación, pero ningún país aceptó recibirlo en deportación. El mismo día que la justicia dispuso liberarlo, el veterano anticastrista fue acusado de fraude y emisión de declaraciones falsas en su solicitud para su naturalización como estadunidense. En mayo de 2007, tres días antes de ser enjuiciado por esos cargos, una magistrada federal eliminó las acusaciones en su contra, y desde entonces, Posada Carriles permanece libre en el sur de Florida.

Este artículo es de hace 11 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985