Evo Morales cancela viajes a cumbres del ALBA y Trinidad

Este artículo es de hace 11 años
Evo Morales trabaja en el Palacio en su cuarto día de huelga de hambre y ofreció un nuevo registro ciudadano biométrico para los comicios. Morales rehúsa ingerir alimentos desde el jueves de la semana pasada en protesta por la negativa de la oposición boliviana de sancionar una norma electoral que permitiría la celebración de comicios generales en diciembre. "Primero es Bolivia. Yo tenía cita con usted y con muchos presidentes del ALBA el día 16. Después, en la Cumbre de las Américas, pero decidí no viajar", dijo Morales al presidente de Venezuela, Hugo Chávez, durante una entrevista transmitida por la radio estatal. Mientras, la Corte Nacional Electoral (CNE) comunicó al Congreso este domingo que está en disposición técnica de confeccionar un nuevo padrón biométrico para las elecciones de diciembre. "El principal tema de debate y confrontación está resuelto", declaró el presidente de Congreso, Álvaro García Linera, tras leer ante el plenario del Parlamento, la resolución que envió la CNE a los legisladores. El organismo electoral viabilizó de esa manera la propuesta que hizo el sábado el presidente Morales, al ofrecer un nuevo registro ciudadano biométrico para las votaciones. Esa era la exigencia de la oposición para aprobar la convocatoria a elecciones generales para el 6 de diciembre, cuando Morales se postulará a la reelección. El senador opositor y principal negociador político con el oficialismo, Luis Vásquez, le había dicho a BBC Mundo que si se garantizaba la elaboración del nuevo padrón electoral, su frente político Podemos regresaría al Congreso. La oposición abandonó el hemiciclo la noche del jueves luego de que el oficialismo aprobara en primera instancia una propuesta de ley que no estaba consensuada con los opositores. Mery Vaca, colaboradora de la BBC en La Paz explicó que el plazo para aprobar la convocatoria a elecciones venció el jueves, pero el oficialismo no puede instalar la sesión porque carece de quórum. García Linera intentó reunir al Congreso dos veces por día, pero no lo logró. El presidente mantiene la huelga de hambre en el Palacio de Gobierno junto a 14 dirigentes sindicales. Mastica la hoja de coca, bebe mate de la misma hoja e ingiere algunos dulces. Según información del gobierno, la medida de protesta es acatada ya por 1.500 personas en diferentes puntos del país. (BBC)

Este artículo es de hace 11 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.