Obama se dirige a cumbre americana con Cuba en la mente

Este artículo es de hace 11 años
Obama se dirige el viernes a la isla caribeña de Trinidad y Tobago para la Cumbre de las Américas, una reunión de 34 países a la que no está invitada Cuba, como la única nación no democrática de la región. El presidente venezolano Hugo Chávez, un ardoroso aliado del gobierno comunista de Cuba, anticipó que boicoteará la declaración final de la cumbre en protesta contra la exclusión cubana. Pero la decisión tomada esta semana por Obama para levantar las restricciones que pesaban sobre los cubano-estadounidenses para viajar y enviar dinero a Cuba generó una respuesta inusitada de La Habana. Raúl Castro, que hace un año recibió el poder de su convaleciente hermano Fidel, ofreció conversar con el gobierno de Obama sobre todos los principales temas conflictivos. En declaraciones durante una reunión organizada por Chávez en Venezuela, Raúl Castro declaró: "Hemos mandado a decir al gobierno norteamericano (estadounidense) en privado y en público que estamos dispuestos a discutir todo: derechos humanos, libertad de prensa, presos políticos". En el pasado, las autoridades cubanas habían insistido en que su política nacional era un asunto interno. El martes, Obama levantó los límites que existían sobre las visitas de estadounidenses con parientes en Cuba, aligeró las restricciones sobre los regalos familiares y los envíos de dinero y decidió permitir que las compañías estadounidenses de telecomunicaciones amplíen el servicio en la isla. Pero el embargo comercial impuesto por Estados Unidos hace 47 años sigue en pie, a pesar de que varios aliados estadounidenses han señalado que es contraproducente. Calderón dijo durante la visita de Obama que el embargo es "una estrategia poco útil" porque "la realidad es que las cosas no han cambiado". Después de sostener conversaciones con Calderón, Obama dijo a los periodistas que podría adoptar medidas adicionales para mejorar las relaciones si Cuba mostraba indicios de que está dispuesta a cambiar. En tono precavido, Obama dijo que una relación bilateral que ha estado congelada por 50 años "no se descongelará de un día para otro". Chávez dijo que la declaración final de la cumbre y su llamado a una mayor democracia reflejaba la hipocresía estadounidense. "Yo no tengo dudas, en Cuba hay más democracia que en Estados Unidos", aseveró. Asistentes del gobierno estadounidense dijeron que Obama no tiene planes para reunirse con Chávez durante la cumbre, pero que si el gobernante izquierdista se le acercaba trataría de llevar una conversación cortés. Obama dijo que el encuentro, en el país de Trinidad y Tobago que está formado por dos islas y se encuentra frente a la costa de Venezuela, "ofrece la oportunidad de un nuevo comienzo" en la región. Y espera que gire en torno a la crisis económica mundial, que ha afectado a los países latinoamericanos por la reducción de las compras en su principal mercado de las exportaciones: Estados Unidos. La cumbre está encaminada a "la creación de empleo, promover el comercio libre y justo y desarrollar una respuesta coordinada a esta crisis económica", dijo el mandatario estadounidense. La visita breve de Obama a México fue una oportunidad para hablar de comercio e inmigración con Calderón, pero también una expresión visible de apoyo a las operaciones del gobierno mexicano contra el narcotráfico. En los dos años de la campaña, al menos 10.000 mexicanos han muerto en los enfrentamientos de los carteles de la droga entre sí y contra las fuerzas de seguridad. Obama lamentó el derramamiento de sangre al señalar que estaba "sembrando caos en nuestras comunidades y robándole a tantos el futuro tanto aquí en México como en Estados Unidos". "La demanda de drogas en Estados Unidos es lo que ayuda a mantener a esos carteles en el negocio", dijo. "Esta guerra es librada con armas compradas no aquí sino en Estados Unidos". No obstante, Obama reconoció la improbabilidad de que logre que el Congreso restablezca la prohibición adoptada en el gobierno de William Clinton a las armas de asalto, a la cual favoreció como candidato. Calderón ha dicho que la prohibición ayudaría a detener el ingreso de armas para los carteles mexicanos de la droga. (www.elperiodico.com)

Este artículo es de hace 11 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985