Dan los primeros pasos para reanudar sus relaciones EE.UU y Cuba

Este artículo es de hace 11 años
Algún gesto habrá tenido que hacer La Habana cuando el Departamento de Estado informó ayer de que esos contactos ya se han iniciado. Según Robert Wood, portavoz del departamento que dirige Hillary Clinton, el pasado día 13 tuvo lugar el primer encuentro entre representantes de la Administración demócrata y responsables de la Sección de Intereses de Cuba en Washington. Los temas abordados, de interés común, abarcan desde la inmigración, al tráfico de drogas y asuntos relacionados con la seguridad en la zona. La segunda reunión, prevista para ayer, estuvo encabezada por parte estadounidense por el secretario de Estado adjunto para Latinoamérica, Thomas Shannon. De fructificar estos contactos, Washington se plantea abrir canales de cooperación cultural y académica con la isla caribeña. Los próximos pasos servirán para "tantear el terreno" y ver si los dos países pueden desarrollar una «relación seria y abierta», aseguró a The New York Times un responsable del Gobierno estadounidense. En cualquier caso, el proceso no se adivina fácil a tenor de las reservas expresadas por la misma fuente oficial. "Esta aproximación a Cuba va a tomar mucho tiempo y es posible que no funcione". No se conocen los detalles y el alcance de las negociaciones pero, por el cariz de los comentarios del representante gubernamental, todo indica que la Casa Blanca no asumirá nuevos compromisos hasta que Raúl Castro haga un movimiento recíproco al levantamiento de las restricciones a los cubano-estadounidenses para viajar a la isla o enviar dinero a sus familiares. En las últimas semanas, Obama ha recibido presiones para el levantamiento del embargo impuesto a la isla hace 47 años. Para muchos, el manejo del tema cubano es la gran prueba de fuego de la actual Administración a través de la que sus aliados medirán el grado de compromiso norteamericano para mejorar sus relaciones con la región. La encuestas sugieren un incremento del apoyo entre los cubano-estadounidenses para que finalice la política de aislamiento. El propio Departamento de Estado ha descrito la presión que se está creando para una nueva política hacia Cuba como una "apisonadora" y que la Administración Obama está "tratando de conducirla más que pasar de largo sobre ella". Los matices, sin embargo, son la clave para que el proceso no descarrile. (www.lasprovincias.es)

Este artículo es de hace 11 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.