El privilegio de envejecer en Cuba

Envejecer en Cuba es un privilegio, país donde el Estado realiza ingentes esfuerzos dirigidos a perfeccionar la atención al adulto mayor en unidades de Salud, Casa de Abuelos y Hogar de Ancianos


Este artículo es de hace 12 años
Envejecer en Cuba es un privilegio, país donde el Estado realiza ingentes esfuerzos dirigidos a perfeccionar la atención al adulto mayor en unidades de Salud, Casa de Abuelos y Hogar de Ancianos, como el existente en el Consejo Popular La Salud, del habanero municipio de Quivicán, en la provincia de La Habana, institución que 50 años atrás fuera la "casa de descanso" de Esteban Ventura Novo, uno de los más sanguinarios asesinos del gobierno del tirano Fulgencio Batista. La Revolución triunfante convirtió el inmueble en un recinto de amor y dedicación para las personas de la tercera edad sin amparo filial, o carentes de custodia familiar. El referido centro con el paso implacable del tiempo, afectaciones meteorológicas e inestable mantenimiento, sufrió un marcado deterioro, principalmente en el techo y ventanas. Sin embargo, a partir de una reparación capital cambió su imagen y confort. De tales transformaciones ofreció detalles Caridad Hernández González (Cary), fundadora y directora del Proyecto de Reparación y Mantenimiento del Hogar. "La ejecución de la obra se hizo con el apoyo de un donativo de la Comunidad de Mandela (Italia)colegiada con el Gobierno de nuestro municipio a partir del Proyecto de Reparación y mantenimiento constructivo bien diseñado y en función de perfeccionar la atención integral a los ancianos y elevar su calidad de vida. "Sin dudas el cambio es evidente. Además de la reparación constructiva, también lo dotaron de equipamientos que favorecen el confort del inmueble. Por ejemplo, la sustitución del fogón de leña o petróleo por el de gas para la cocción de los alimentos. "Se ampliaron las salas-dormitorios y el área de cocina-comedor, los cuales poseen sus respectivos mobiliarios y enseres necesarios, incluido el aseo. A los ancianos se les brindan servicios médicos y de enfermería, rehabilitación, podología, terapia ocupacional, lavandería y otros. "Contamos con capacidad para 175 residentes. El ingreso depende de la aprobación de la Comisión del equipo de Atención geriátrica provincial integrado por directivos de Trabajo y Asistencia Social, Gobierno y especialistas del Programa del Adulto Mayor, entre otros. "Conforman este colectivo 89 trabajadores encargados de llevar a vías de hecho los indicadores del Programa del Adulto Mayor. El promedio de vida es de 85,5 años, con una tasa de mortalidad por debajo de la media provincial. Cerramos 2009 con todos los parámetros cumplidos ¿Qué significa el Hogar de Ancianos para mi?- Sin pensarlo, Cary respondió:" ¡Es mi segunda casa! " "Y parte de la mía también"- intervino la doctora Mercedes Ramos Figueredo, especialista en Medicina General Integral, quien añadió: "Amo mi profesión. Tengo 18 años de experiencias. Tanto las enfermeras como el resto del personal de servicio, hemos logrado muy buena comunicación con ellos. Darles afecto, cariño y comprensión es la clave para cuidarlos mejor. La reparación capital que se le ha hecho al Hogar favorece el trabajo, alimenta el espíritu y mejora grandemente el confort del inmueble. Es un magnífico regalo de la Revolución por estos 50 años de existencia. "Las patologías más frecuentes son la hipertensión arterial, Diabetes Mellitus, insuficiencia visual, ósea, asma bronquial, demencia senil, entre otras asociadas al desgaste propio de su edad. "Semanalmente reciben interconsultas –incluidas la atención especial al anciano discapacitado- de Urología, Cardiología, Dermatología, visitas del Geriatra y el Clínico, entre otras, de especialistas procedentes de los hospitales Iván Portuondo, de San Antonio de los Baños y del capitalino Salvador Allende", concluyó la doctora Mercedes. AGRADECIDOS DE LA REVOLUCIÓN "Hace dos años que se me quemó la casa en Batabanó. Me siento muy bien aquí. Le estoy agradecida a Fidel y la Revolución. Si tuviera que pagar por las medicinas, alimentación y atenciones que recibo aquí, en otro gobierno me hubiera muerto hace rato. ¡Imagínese!, negra y pobre en una situación como esa, ¿qué me esperaba, sino el camino real? Soy la jefa de la sala y convivimos 16 compañeras. ¡Ay, hija!, Tengo 75 años, pero con este cuidado voy camino al Club de los 120 años!", expresó la simpática y multifacética Caridad Díaz Linares. "Vivía solo. Gracias a la Revolución ya tengo esta casa y familia. Aquí lo encontré todo. Me gusta escribir décimas y poemas. Me siento feliz", afirmó por su parte Omar Rodríguez Acosta. EL PLATANAL DE GUILLERMO Hacer producir la tierra es premisa esencial en la vida del guanajayense Guillermo Vázquez Cordovés. Con inoculto orgullo, sin apartarse de su inseparable guataca, apuntó: "He dedicado mi vida a dos grandes obras humanas: La primera, cuidar a mi madre hasta que murió. La segunda, cultivar la tierra. No tengo más familia. Después que perdí mi viejita, hice los trámites correspondientes y viene para acá. "Aún con mis 63 años de vida, todavía trabajo la tierra, como lo hacía en la Finca Santa Rosa, donde vivía. Le pedí autorización a Cary para convertir en el platanal que usted ve ahora lo que era un terreno yermo. ¡Sembrar es mi vida!, aseguró Guillermo. NUEVO COMPLEJO COCINA-COMEDOR "El área ha quedado buena y confortable. Es más amplia y cómoda para atender a los comensales. Somos 10 asistentes integrales. Estamos donde sea necesario. Laboramos en varios turnos. Este servicio precisa de mucho amor, paciencia y dedicación. Somos una gran familia, dijo Teresa Hernández, una de las asistentas". Sin dudas, envejecer es doloroso y hasta hay quienes temen a la llegada de ese momento irreversible de la vida. Sin embargo, en una sociedad como la nuestra, llegar a la tercera edad es un triunfo. Existen muchas opciones para revitalizar su sistema de acciones. El Hogar de Ancianos es una de las mejores obras que la Revolución puso a disposición de quienes arriban a esta significativa etapa de la vida. Fuente: El Habanero

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba