Cómo llegar a la “cuarta edad”

Los organizadores esperaban que asistiera al Encuentro de Centenarios Juana Candelaria Rodríguez (Candulia), de 125 años, y a quien Cuba reivindica como la mujer más vieja del mundo.


Este artículo es de hace 11 años
Cuba es el tercer país más longevo de América Latina, después de Uruguay y Argentina. Foto: Archivo La Habana.- Marino González, un campesino cubano que trabajó muy duro toda la vida, bebe diariamente un traguito de ron y se fuma un puro, come "de todo" y duerme "como un ángel". Así, asegura, llegó lúcido y vital a los 101 años e incluso se ilusiona con tener una novia centenaria. "Trabajé como un mulo en el campo toda mi vida. 'Fiestear, tomar ron y comer de todo, pero con moderación, esa es mi fórmula mágica", dijo entre risas González, hombre de baja estatura, delgado y de piel curtida por el sol, que no usa bastón ni gafas, porque "esas son cosas de viejos". Vestido de guayabera amarilla, pantalón café y sombrero de paño negro, González, oriundo de la ciudad de Baracoa –970 kilómetros al este de La Habana–, cuenta jocosamente detalles de su larga vida: "Tuve una sola mujer que no me dio hijos, nunca paré un minuto de trabajar y era un león echando a pelear gallos, aunque ahora no puedo", comentó. El anciano es uno de los 13 cubanos que en la última semana asistieron al Encuentro de Centenarios en un hotel de esta capital, organizado por el "Club de los 120 años" que dirige el cirujano Eugenio Selman-Housein, ex jefe del equipo médico del octogenario líder comunista Fidel Castro. "Todos los que están presentes aquí están dispuestos a llegar a los 120 años con una vida activa", dijo Selman-Housein, de 80, en la apertura del Seminario Internacional sobre Longevidad Satisfactoria, en el marco del cual se reunieron los centenarios. Francisco Triana, de 100 años, es la antítesis de González. "Trabajé durante 40 años en una cervecería de la capital, pero sólo bebía malta y siempre me alimenté muy bien. ¡Bueno!, también fui un poco mujeriego", contó el anciano, apoyándose en un bastón. Los organizadores esperaban que asistiera al encuentro Juana Candelaria Rodríguez (Candulia), de 125 años, y a quien Cuba reivindica como la mujer más vieja del mundo, pero no pudo llegar por problemas de transporte desde su pueblo, Campechuela, en la oriental provincia de Holguín, a 730 km de La Habana. Cuba, de 11.2 millones de habitantes, tiene 1,541 personas que rebasan la centena, y es el tercer país más longevo de América Latina, después de Uruguay y Argentina. Los especialistas prevén que, de mantenerse la tendencia, la isla alcanzará el primer lugar en 2025. Frutas, verduras y… baile En entrevista con la agencia AFP, Selman-Housein explicó que entre las condiciones que propician una vida prolongada figuran "la motivación de vivir desde las más temprana edad, una alimentación rica en frutas y vegetales, la práctica sistemática de ejercicios y "la cultura como enriquecimiento espiritual", que combate el estrés. Con el cirujano coincide Iluminada Cedeño, de 100 años. "Nunca pensé que llegaría a vivir tantos años", dijo la anciana, que aseguró haber pasado 33 años de su vida "cortando ombligos". "Como partera hice unos 600 partos", añadió la mujer, que tiene 20 nietos, 24 tataranietos y 10 bisnietos, y dice tener una "salud de hierro" porque siempre caminó "mucho". "Me gusta bailar y la música, ni fumo ni tomo", añadió. La maestra y obstetra jubilada, Rosa Cartaya, una mulata que cumplió 103 años el pasado sábado, explicó que fue una "niña muy enfermiza" a la que sus padres alimentaron muy bien. "Hoy no hay la alimentación con la que yo me crié", dijo la mujer. En el encuentro cada quien cuenta sus vivencias, pero el viejo Mariano nos confió que asistió al encuentro por más: "Va y me consigo una novia centenaria y la llevo pa' la casa…". Fuente: Milenio

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba