Vidas de Santiago Feliú

Este artículo es de hace 9 años
El pediatra cubano Rafael Fontirroche Cruz desertó de una brigada de médicos de Cuba que prestaba servicios en una localidad en el Caribe Sur de Nicaragua y ya abandonó el país, informó hoy la prensa local. El Nuevo Diario de Managua indicó que el especialista cubano prestaba sus servicios en el municipio Muelle de Los Bueyes, en el Caribe Sur del país, y desertó de la brigada en fecha no precisada tras descubrir "actos de corrupción" presuntamente cometidos por el jefe de la brigada de su país. En declaraciones al diario local, Fontirroche Cruz afirmó que el jefe de la brigada cubana, cuyo nombre no facilitó, estaba desabasteciendo de medicinas a los médicos, lo cual denunció. Según el pediatra, esos medicamentos eran utilizados "para impulsar un fructífero negocio con dirigentes nicaragüenses" y que tras denunciar esas anomalías ordenaron su deportación, por lo cual decidió huir de Nicaragua hacia otro país no precisado. Fontirroche Cruz aseguró que otras de las razones que tuvo para desertar tienen que ver con las malas condiciones de salubridad en las que vivían y los bajos salarios, ya que los médicos cubanos devengaban 5.000 córdobas (unos 228 dólares) mensuales, lo que no da para cubrir necesidades básicas y enviar dinero a su familia a Cuba. "Los médicos vivíamos como animales, en barracones divididos con cartones y con un solo baño para 30 personas", denunció el médico desertor, tras afirmar que también eran blancos de "campañas de difamación" impulsadas por personas militantes del partido indígena caribeño YATAMA (hijos de la madre tierra en lengua miskita), aliados del Gobierno sandinista. Según Fontirroche Cruz, YATAMA considera a la brigada médica cubana como instrumento político que beneficia al presidente del país, Daniel Ortega, y al Gobierno cubano. En este sentido el pediatra admitió que "la verdad es que las brigadas de médicos cubanos son un instrumento de ambos Gobiernos", y expresó su temor de que su familia pueda sufrir represalias en la isla pero, dijo: "pienso que los cubanos no debemos de seguir en silencio, ya es hora de hablar". Sobre la versión de la prensa local de la deserción del pediatra cubano, Efe consultó fuentes de la embajada de Cuba en Managua y la Cancillería nicaragüense, donde respondieron no tener conocimiento de ese caso. Fuente: ADN.es

Este artículo es de hace 9 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.